Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barranco: "Con tanta zanja por todas partes, esto parece Sarajevo"

Despegó ayer el nuevo curso político en el Ayuntamiento de Madrid con aliento internacional. El alcalde, José María Álvarez del Manzano, del PP, se ufanó de que le felicitan desde Nueva York por los servicios sociales de Madrid. El socialista Juan Barranco se quedó en Europa: "Madrid parece Sarajevo con tanta zanja abierta". El alcalde, para contrarrestar el ataque, entregó el calendario de las obras que actualmente ejecuta el municipio, más de 40. Todas acabarán antes de las elecciones.

Barranco acusó al equipo de Gobierno de condenar al ciudadano que se queda en la capital durante las vacaciones "a caerse en uno de los cientos de agujeros que hay en las calles o a hacer regates como si en las aceras se organizara un campeonato de esquí". El portavoz socialista se puso después serio para remachar: "O a achicharrarse en una chabola, como ha pasado con la niña china en Lavapiés, dado la escasa labor social de este municipio".Barranco añadió que al equipo de Gobierno de Álvarez del Manzano le falta personalidad, y muchas más cosas: "Le quitas las procesiones y las misas y se queda en nada". El concejal socialista reclamó un plan especial para el distrito de Centro que prevea la rapidez de acceso de los bomberos a las emergencias, y propuso elaborar un censo de inmigrantes para poder ayudarles "efectivamente".

El alcalde llegó a la conferencia de prensa pertrechado con un informe de su concejalía de Obras en el que figuraban los plazos de terminación de todas los trabajos que actualmente lleva a cabo el Ayuntamiento, más de 40. El puente de Ventas se acabará a finales de mes, el túnel de O"Donnell se inaugurará en mayo, y la calle Mayor dejará de parecer un campo de batalla "a finales de noviembre". Y el regidor volvió a pedir a los ciudadanos paciencia.

No más obras

El concejal de Obras, Enrique Villoria, del PP, añadió: "Pueden estar mejor o peor programadas, pero no se puede decir que improvisemos". El regidor, eso sí, aclaró con una sonrisa que no se empezará ninguna gran actuación nueva. Los técnicos, a partir de ahora, se dedicarán a calibrar y poner en plano los grandes proyectos que a juicio del alcalde necesita aún esta ciudad (un túnel bajo el paseo del Prado, otro en la calle de María de Molina y convertir en pasos inferiores los scalextric de Cuatro Caminos y Santa María de la Cabeza). Pero las excavadoras no se pondrán en marcha hasta la nueva legislatura.Álvarez del Manzano también se refirió a la crítica socialista sobre la falta de sensibilidad social en cuanto a los problemas de los inmigrantes que residen en Madrid. "No admito esa denuncia: precisamente me han llamado desde Nueva York para felicitarme y consultarme sobre nuestros servicios sociales porque son modélicos y ejemplares".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de septiembre de 1998

Más información

  • El alcalde compara a Madrid con Nueva York "en servicios sociales"