Entrevista:

"Queremos que la gente divorciada no se quede aislada"

Las cifras de personas divorciadas en la Comunidad de Madrid hablan por sí solas: 9.000 divorciados al año. Si a este número se añade una media de dos hijos por pareja, el número de personas afectadas tras los divorcios es muy alto. Un grupo de amigos asustados y, algunos de ellos, afectados por este tipo de separaciones decidió unirse para montar la Agrupación de Divorciados de la Comunidad de Madrid, que acaba de echar a andar y a la que ya se conoce, más familiarmente, por sus siglas: ADICAM. Entre los socios de la agrupación se encuentra Ana María Vacas (Madrid, 1960), una licenciada en Biológicas que aporta sus conocimientos para mejorar la calidad de vida de los divorciados madrileños. Especializada en medio ambiente, Ana María es consciente de que una agrupación de personas que han roto sus vínculos familiares no puede dedicarse únicamente a darles servicios jurídicos y psicológicos. Es más, ella cree que hay que ofrecerles actividades de ocio en donde puedan entretenerse en compañía de sus hijos y de otras personas en circunstancias parecidas.Pregunta. Tal como habla de su agrupación, ¿no corre el riesgo de que acabe siendo un gueto de divorciados?

Respuesta. No, porque nuestra agrupación no está sólo abierta a personas divorciadas. En ella pueden entrar también personas separadas, personas con crisis de pareja y personas sin ningún problema sentimental.

P. ¿Cuál es el fin de su agrupación?

R. El fin principal es ser una plataforma de proyección personal. Cuando una persona se divorcia o se separa, rompe con toda su vida, se encuentra sola e indefensa, y su seguridad se desgaja. Queremos que la gente aquí no venga sólo a llorar, y por ello, les ofrecemos actividades para su tiempo libre para que no queden aisladas.

P. ¿En qué consisten estas actividades que programan?

R. De momento, para nuestros socios, vamos a preparar turismo rural en viajes de fin de semana, y además vamos a organizar conferencias y reuniones en nuestra sede entre semana.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. ¿Cuál es el motivo más frecuente de los divorcios en Madrid?

R. La incomunicación entre las parejas. El estrés y la competitividad en el trabajo hacen que cada uno llegue a casa y no tenga tiempo ni ganas de dedicarse a la otra persona. Además, una vez divorciado, lo que ocurre es que el individuo entra en una profunda soledad. La soledad del divorciado se duplica en una ciudad como Madrid. Sin embargo, la gente sabe que le es más fácil solucionar sus problemas si se asocia con personas que están en su misma situación que si permanece aislada.

Agrupación de Divorciados de la Comunidad de Madrid. Corazón de María, 39. Teléfono (91) 415 65 50.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS