_
_
_
_

Veinte años de la creación de un museo

Tras veinte años y pico de la creación del Museo de la Asegurada en Alicante, como un maleficio, la controversia demagógica se cierne sobre el Museo y continúa. Olvidándonos de que lo verdaderamente importante es la atención museológica adecuada y definitiva hacia la Colección de arte Siglo XX, donada por Eusebio Sempere a esta ciudad. Alguna información, datos y hechos a valorar: Eusebio Sempere, artista alicantino de reconocido prestigio internacional, en un acto de gran generosidad (no siempre del todo comprendido), regala el 5 de noviembre de 1977, a la ciudad de Alicante, una colección particular de los autores más destacados del arte del siglo XX, con la expectativa de crear en esta ciudad un centro vivo y dinamizador de la cultura plástica contemporánea. Conviene destacar la personalidad y actitud de Eusebio Sempere cuando dice: "... Otras obras que tengo reservadas en Madrid y París esperan que tenga que pagarlas en el momento que yo disponga de este dinero. He puesto en venta un solar que poseo cerca de Madrid... Todo lo que poseo, y que guardaba para cuando fuese viejo, lo pongo a disposición de ustedes y de Alicante" (Eusebio Sempere, carta personal dirigida en 1976 al alcalde de Alicante, Archivo Municipal). "Yo tenía que dar lo que tenía a mi tierra. Además era lógico con la carencia de cosas culturales que hay en Alicante, sobre todo en lo que a artes plásticas se refiere" (Eusebio Sempere, Reporter 1-7 de diciembre de 1977). "Es tan importante la actividad cultural que se desarrolle en torno al Museo como la Colección en sí. De ahí la importancia que ha adquirido la Fundación Miró de Barcelona y en el Levante es necesario y urgente crear un centro similar" (Eusebio Sempere, carta de 26/10/78, Archivo Municipal de Alicante). "Yo pensaba que, en mi tierra, una colección de arte como la que hay en La Asegurada iba a despertar grandes ilusiones, que la gente se moviera para darle vida y crear una serie de actividades en torno suyo. Pero no ha sido así" (Eusebio Sempere, Información, 25 de julio de 1979). También ante una negativa actitud del alcalde de entonces (no se cita nombre por no herir la susceptible sensibilidad de un político, al parecer "incriticable", que últimamente viene diciendo cosas absurdas). Eusebio amenaza con "robar" sus propias obras del Museo de la Asegurada en vista de la poca atención que las autoridades municipales prestan al museo: "No entiendo cómo algo que se hace para favorecer a Alicante y al museo se puede echar por tierra deliberadamente. Están haciendo política de partido y creo que la política no tiene nada que ver con esto" (Eusebio Sempere, Las Provincias, 9 de octubre 1980). El Museo no tiene personal especialista adecuado ni presupuesto para desarrollar las actividades que le son propias, carece de catálogo razonado y no tiene cicerone ya que su primer director aburrido por fricciones políticas dimite y según manifiesta: "No hay presupuesto ni para bombillas"; también son curiosos los elocuentes comentarios de un empleado del museo: "Es culpa de los alicantinos que somos así... Al principio como si nos comiéramos el mundo, y luego, desinflados..." (Información, 26 de noviembre de 1981). Más tarde el artista volverá a insistir en que se desplieguen los medios adecuados para que el museo funcione: "Habría que dotar al museo de una sala de exposiciones, un taller de arte, un salón de vídeo que explique a los visitantes el arte del siglo XX..." (Eusebio Sempere, EL PAÍS, 17 de junio de 1983). Asimismo en 1984 los medios de prensa de la ciudad dirán: "Valiosos cuadros de La Asegurada, muy deteriorados por indolencia municipal, ... entre ellos se encuentran un Miró, un Vasarely y La Monserrat de Julio González, valorados en varios millones de pesetas, están seriamente deteriorados y enmohecidos por la humedad de la instalación. Al parecer el tema ha sido denunciado hace varios meses por algunos visitantes, pero nada se ha hecho hasta ahora" (Información, 14 de septiembre de 1984). En otra información local se dirá: "Izquierda Unida reclama explicaciones ante el abandono del Museo del Siglo XX". La portavoz de IU (Sra. X) manifestó que su grupo "ha pedido explicaciones, ya que no se ha llevado a cabo actividad alguna, a pesar de que había un amplio programa de actividades. Su director Segundo García ha sido requerido en el Ayuntamiento de Alicante por las presuntas dificultades económicas que atraviesa el museo y que impiden desarrollar cualquier tipo de actividad..." (Información, 28 de enero de 1991). En otra noticia de prensa se dirá: "Algunos días, la colección donada por Sempere a Alicante no recibe ningún visitante. El director de La Asegurada critica la desidia municipal. Sería una oportunidad histórica la ampliación, que hasta ahora no se ha hecho por la dejadez y desidia municipal" (Segundo García, EL PAÍS, 31 de enero de 1991). O también este mismo director expresará: "El Museo de La Asegurada se encuentra en un situación vergonzosa y humillante". "El informe de su director hace una valoración global del Museo de Arte Siglo XX donado por Eusebio Sempere y dice que atraviesa una situación culturalmente vergonzosa y cívicamente humillante, un tiempo inútilmente perdido, y un desprestigio que sigue robusteciéndose y se consolida definitivamente" (Dopazo, Información, 4 de marzo de 1991). La investigación de estos "documentados" datos, junto a otras opiniones en entrevistas y grabaciones a personas de la ciudad que han seguido de cerca las vicisitudes y circunstancias del Museo, me ha servido para hacerme una idea de lo acontecido; convendría, en todo caso (si no se sufre de amnesia irrecuperable) que, con honestidad, algunos de ellos fueran tenidos en cuenta, para que cada cual, en conciencia, pueda sacar sus propias conclusiones. En mi opinión (si se me permite la libertad de expresión) pese a quien pese, veinte años es un tiempo muy dilatado. Largo tiempo desaprovechado para la plena y viva dinamización cultural y museológica de una de las colecciones más significativas del arte contemporáneo en España, que a mi parecer no ha sido suficientemente atendida y eso que tenemos el privilegio de tenerla aquí en Alicante (por si algunos todavía no se han dado cuenta). Uno de los museos "pioneros" de arte contemporáneo españoles (creado como esperanzadora semilla cultural en Alicante, antes de que existiera el Centro de Arte Reina Sofía de Madrid o el IVAM de Valencia) y que, en esta ciudad, durante mucho tiempo, por dejadez, no se ha seguido ni tomado nota de las actuaciones ejemplares de otros museos españoles similares. Tal vez por culpa de la incomprensión, falta de inteligencia o de las estériles luchas partidistas, todavía no hemos sido capaces -entre todos- de destacar definitivamente la importancia de este rico patrimonio nuestro, de potenciarlo plenamente de acuerdo con el espíritu manifestado por Eusebio Sempere.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_