Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Vuelta a España confirma que no pasará por Francia "para no crear más crispación"

Unipublic, la empresa organizadora de la Vuelta Ciclista a España, que comenzará el 5 de septiembre, confirmó ayer en un comunicado que la 13ª etapa de la prueba transcurrirá sólo por territorio español "por respeto a la justicia francesa y con el fin de no crear más crispación". Asímismo, la organización dio a conocer los nombres de los 22 equipos participantes, entre los que estarán los máximos afectados por el escándalo del dopaje en el Tour. La Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció también una serie de medidas que apenas aportan novedades

Alberto Gadea, el director de la Vuelta, añadió sobre la decisión de que no se pase unos 80 kilómetros por carreteras francesas: "Ante la falta de garantías de cómo va a actuar un juez, no es posible ir. Estábamos encantados con hacerlo, todo estaba arreglado, contentos con la gendarmería y agradecidos al público. Pero nadie puede garantizar que la policía judicial no intervenga en su territorio como en el Tour. Incluso en el avituallamiento que estaba previsto. Hay que imaginar 22 vehículos allí parados y que se presentara la policía".La organización de la Vuelta facilitó los nombres de los 22 equipos que estarán en Córdoba, con un total de 198 corredores. Además de los españoles Banesto, Kelme, ONCE, Vitalicio, Estepona y Euskadi, correrán los franceses Casino, Festina, Cofidis y Credit Agricole, los italianos Polti, Saeco, Mapei, Brescialat y Cantina Tollo, los holandeses TVM y Rabobank, el belga Lotto, el alemán Telekom, el suizo Post Suisse, el estadounidense US Postal y el colombiano Avianca.

La UCI, mientras tanto, no sorprendió a nadie con las medidas que anunció ayer: mantener los controles, hacer frecuentes análisis de salud a partir del 1 de enero, y un estudio concreto de la cantidad de EPO endógena y exógena en cada ciclista. Asímismo quiere limitar a 90 o 120 los ciclistas por carrera para controlarlos mejor.

Dentro del caos en el que está sumido el mundo del ciclismo, el italiano Francisco Casagrande finalmente podrá correr en la Clásica de Hamburgo, prueba de la Copa del Mundo, el domingo. En principio, su equipo, el Cofidis, le impedía participar tras dar positivo en un control, hasta que pasara por el comité de disciplina italiano el día 25. Pero continúa la laxitud en la ejecución de las sanciones.

Olano pierde el liderato

Por otro lado, el corredor belga Frank Vandenbroucke (Mapei) se convirtió ayer en el nuevo líder de la Volta a Galicia al vencer al sprint en la cuarta etapa (Ourense-Boiro) y obtener un total de siete segundos de bonificación sobre Abraham Olano, que hasta ayer lideraba la prueba. El corredor de Banesto también se metió en el sprint masivo, según informa José Luis Estévez, pero ahora se encuentra igualado a tiempo con Vandenbroucke, que debe su liderato a su mejor posición en la clasificación de la regularidad. Hoy se disputa la última etapa (Boiro-Pontevedra, de 172 kilómetros) en la que Olano tendrá la oportunidad de recuperar el primer puesto si logra descolgar a Vandenbroucke en la subida a un puerto de segunda categoría, el Alto de Castiñeiras, a 17 kilómetros de la meta. La otra opción sería sprintar en las metas volantes y en la llegada, pero hasta ahora Vandenbroucke ha sido más rápido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de agosto de 1998

Más información

  • La UCI anuncia una serie de medidas que apenas aportan novedades sobre el dopaje