Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wall Street cae un 3,41% por el temor a la crisis financiera en Japón

La incertidumbre sobre la situación económica en Japón, pese a las reiteradas promesas de ajuste, y el inesperado descenso en las cifras de crecimiento en el segundo trimestre se conjuraron ayer para lanzar a Wall Street a una de las mayores caídas desde el crash de 1987. El Dow Jones perdió 299,43 puntos, un 3,41%, que es la décima mayor caída en porcentaje de la historia y la más pronunciada en lo que va de año.

Al cierre de la sesión de ayer, los tres indicadores de la Bolsa de Nueva York sufrían pérdidas considerables. El índice Dow Jones de valores industriales perdió 299, 43 puntos y cerró en 8.487,31, mientras el Nasdaq, que agrupa a las firmas de tecnología, bajaba 65,42 puntos y el Standard&Poor, 40,29.La dramática caída constituyó una sorpresa para los operadores, que al cierre no dudaban en afirmar que la sesión había constituido un "baño de sangre". La sorpresa no era para menos ya que al inicio de la sesión el Dow Jones se había estrenado con una subida de 70 puntos como consecuencia de unas tranquilizadores declaraciones del nuevo ministro de Economía japonés, Kiichi Miyazawa, a favor de una intervención del banco central nipón en apoyo del yen y de una reducción fiscal de seis billones de yenes (6,3 billones de pesetas) para estimular la economía. Una vez analizadas las declaraciones, el mercado no las encontró suficientemente convincentes y, a partir de las tres de la tarde, se desmoronó.

Otros dos factores influyeron negativamente en la sesión: la reducción del crecimiento norteamericano en el segundo semestre, que bajó al l,5% después de la increíble subida del 5,5% registrada en el primer trimestre y unas pesimistas declaraciones sobre el futuro de la bolsa neoyorquina realizadas ayer por uno de los analistas más respetados, Ralph Acampora, director de análisis de Prudential Securities.

Las Bolsas de Madrid y Amsterdam consiguieron aislarse de la tendencia general y cerraron con un alza del 0,65% y del 0,97%, respectivamente. El resto de Europa cerró con pérdidas en torno al 1%.

En el mercado de divisas, el yen se recuperó levemente y se cambió a menos de 145 por dólar después de las declaraciones del ministro japonés. Un dato fundamental acrecentó la desconfianza en Japón. La Agencia de Planificación y Coordinación informó que el consumo familiar ha descendido un 1% en junio respecto al mismo periodo de 1997, por octavo mes consecutivo. La renta disponible por hogar bajó un 1,8%, hasta 715.000 pesetas

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de agosto de 1998

Más información

  • El Gobierno nipón asegura que intervendrá para defender al yen