Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves niega que la dimisión de Toval abra una crisis en el PSOE de Málaga

El presidente de la Junta y secretario general del PSOE de Andalucía, Manuel Chaves, intentó ayer dar una apariencia de normalidad en el partido en Málaga y aseveró que "se ha dramatizado en exceso" la dimisión de Eduardo Martín Toval como portavoz del grupo municipal. "No puede hablarse de crisis porque se tenga que sustituir a un portavoz", afirmó Chaves antes de reunirse con el candidato a la alcaldía, Francisco Oliva y con la ejecutiva municipal malagueña.

Pese a considerar que no hay motivo de crisis, Chaves si quiso lanzar un mensaje de tranquilidad a la dirección del PSOE malagueño e hizo un hueco en su agenda para reunirse con el candidato y la ejecutiva municipal, a la que quiso subrayar que Fransico Oliva "cuenta con todo el apoyo del partido y del secretario general". En el encuentro con la dirección del PSOE malagueño, el secretario general prefirió hablar de lo que hay que hacer para preparar con garantías suficientes las elecciones municipales del año próximo y la única mirada atrás fue para zanjar de una vez por todas las dudas abiertas tras el proceso de elecciones primarias. "A todos nos hubiera gustado que Martín Toval continuara, pero hay que entender perfectamente que haya dimitido porque estaba en una situación muy difícil. Pero el partido tiene mecanismos e instrumentos para proceder lo antes posible", explicó Chaves, que concluyó: "Lo que no se puede es hablar de crisis ni en el grupo municipal ni en el partido". Por su parte, el secretario provincial de los socialistas malagueños, Juan Fraile, justificó el retraso en la designación del nuevo portavoz en que debe ser el propio grupo municipal quien lo designe y en que la actividad política del verano permite que esta elección no sea urgente. Ninguna desintonía El candidato a la alcaldía, Francisco Oliva, explicó que no existe "ninguna desintonía" entre él y la dirección por la designación del sucesor de Martín Toval. La decisión está pendiente de una reunión con el hasta ahora viceportavoz, Magdy Martínez Solimán, a quien Oliva le va a pedir que asuma la portavocía pese a que éste ha dejado ya claro que no tiene intención de hacerlo. Frente a la sombra de crisis, Chaves intentó transmitir aliento a los dirigentes socialistas malagueños, a los que informó que "existen datos que muestran que el PSOE parte en Málaga de una situación mucho mejor que en las municipales de 1995 y que el PP lo hace en peores condiciones que entonces". Para Chaves no hay dudas de que el partido goza ahora de "mayor credibilidad, apoyo y respaldo". El secretario general advirtió que la batalla será "reñida y competida" y que el PP "haría muy mal en darla por ganada anticipadamente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de julio de 1998

Más información

  • El secretario general cree que el asunto se "ha dramatizado"