Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL MÉDICO EN CASA

El pelo no se cae por lavarlo demasiado

En torno al pelo, los tópicos crecen como los hongos en un túnel húmedo. Los hay para todos los gustos; el más común es aquél que señala que el pelo se estropea y se cae por lavarlo demasiado. "Eso no es cierto. Al contrario, conviene lavarlo a menudo; siempre que esté sucio, claro. Y eso puede ser todos los días o una vez por semana. Depende de cada persona. Pero en ningún caso el pelo se caerá por lavarlo mucho", explica Francisco Camacho, dermatólogo, y, quizá, el mayor experto que hay en España en Tricología (la ciencia que estudia el cabello). Una vez fuera del folículo piloso, cuando ya ha atravesado la piel, el pelo es un apéndice de nuestro cuerpo que vivirá lo que le corresponde: nunca más de 7 años. Por eso, un cuidado obsesivo no impedirá que se nos caigan entre 35 y 50 pelos diarios sobre los 100.000 que los expertos calculan que tenemos en la cabeza. "Lo que ocurre", insiste Camacho, "es que esos pelos pueden caerse poco a poco, o todos juntos al lavarlos. Por eso la gente insiste en que el pelo se le cae al lavarse la cabeza". Un enemigo del pelo es el secador, y, sin embargo, lo usamos con demasiada frecuencia. Sepa usted que el pelo húmedo se dilata y al someterlo a un cambio brusco de temperatura se encoge; ¿el resultado? Se rompe. Como ya se ha dicho en otras ocasiones, citar a la piscina, es hablar de peligros para la salud. También el cabello sufre más aquí (por el cloro) que en el mar.El agua salada no le hace daño al pelo; al contrario, puede ser muy buena para la eliminar la caspa. Y con el sol, ¡tengan cuidado! Una inflamación del cuero cabelludo puede provocar alopecia. Con los rayos ultravioleta, nunca mejor dicho, se le caerá el pelo. Y para concluir, desmontemos otro tópico: cremas y potingues ayudan más bien poco, por no decir nada, a conservar el pelo en la cabeza.

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de julio de 1998