ESCENA

Las instituciones conceden otros 300 millones para rehabilitar teatros

Los teatros de Madrid llegarán al año 2000 con 300 millones de pesetas más para ejecutar obras de mejora. Las tres instituciones del Consorcio para la Rehabilitación de Teatros, Ministerio de Cultura, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, firmaron ayer la prórroga de un plan creado hace cuatro años para remozar las salas privadas de Madrid. Durante los próximos dos años, cada Administración aportará 100 millones, que se suman a los 600 aportados en las últimas cuatro convocatorias.

El consorcio nació con un horizonte de cuatro años, durante los cuales cada Administración aportaría 50 millones de pesetas al año para financiar las obras de rehabilitación. Así, desde 1994, los tres integrantes del Consorcio han invertido 600 millones (200 cada una) en ayudas para mejorar camerinos y fachadas, y aumentar la seguridad y la comodidad de los locales.Se han beneficiado de esta financiación 24 teatros de la capital: 14 grandes y 10 salas alternativas. Las ayudas que presta el Consorcio a los teatros nunca superaron el 70% del coste total de la obra, o del 40% en caso de que se tratase de financiar instalaciones.

Las cantidades que ha aportado el Consorcio a los distintos espacios escénicos van de los cerca de 90 millones (teatro Lara) al millón de pesetas con que se subvencionó al Teatro de las Aguas.

Continuar la inversión

Las salas madrileños han presentado unos presupuestos que ascienden a 2.000 millones de pesetas, y que no han podido ser asumidos por las administraciones. Por eso, las tres instituciones, gobernadas por el PP, han decidido ahora seguir invirtiendo en este plan para acondicionar los teatros madrileños. La ministra de Educación y Cultura, Esperanza Aguirre; el presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, firmaron ayer la ampliación de las ayudas hasta el año 2000. "Todos podemos sentirnos satisfechos de que el público de los teatros de Madrid se haya incrementado en más de un 35% con respecto a la temporada anterior", dijo la ministra de Cultura. "Estos datos revelan que una política no intervencionista, sino de fomento y de colaboración entre las administraciones públicas, incide de forma positiva en el desarrollo y difusión de la cultura", añadió.Ruiz-Gallardón apoyó a la ministra: "Hay que huir del dirigismo cultural, pero también de la indiferencia. Hemos invertido en infraestructuras, pero no en dictar contenidos". Para Álvarez del Manzano, Madrid es en estos momentos la capital del teatro. "Tenemos la obligación de fomentar y mantenerlo vivo", declaró el alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de julio de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50