Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hashimoto impulsa el plan para liquidar los créditos morosos de la banca, y la Bolsa de Tokio gana un 3%

El primer ministro de Japón, Ryutaro Hashimoto, dio un nuevo impulso al proyecto de creación del banco cuyo objetivo será liquidar los créditos incobrables que ahogan a la banca japonesa.La firme decisión del primer ministro impulsó a la Bolsa de Tokio a ganar un 3,02% en la jornada de ayer y al yen a recuperarse en torno a 138 frente al dólar.En cuanto al resto de las bolsas asiáticas, Indonesia ganó un 3,4%; Malaisia, un 1,08%; Hong Kong, un 0,97%, y Taiwan, un 0,17%. Tailandia perdió un 1,43%; Singapur, un 1,7%, y Corea del Sur, un 0,2%. La Bolsa de Filipinas no operó. Hashimoto ordenó ayer a todos los miembros de su Gobierno y a los parlamentarios de su partido, el Demócrata Liberal (PLD), que aceleraran el plan para poner en marcha el nuevo banco. Según el proyecto, todos los bancos japoneses que no cumplan con el estándar internacional de liquidez pasarán a ser controlados temporalmente por esta nueva entidad pública. En principio, la nueva entidad se denominará Banco de Recaudación y Liquidación.

El sistema, según algunos analistas, puede ser similar al que utiliza Corea del Sur, que, a través de su Comisión de Supervisión Financiera (CSF), fuerza el cierre y la fusión de los bancos sin liquidez. Ya lo ha hecho con cinco de una lista de 12 bancos. Los detalles del plan japonés serán revelados el próximo jueves. La acción de Hashimoto también se debe a la creciente presión de Estados Unidos y sus vecinos asiáticos, especialmente China, para que Japón resuelva con la mayor rapidez el problema de los préstamos incobrables. El Gobierno japonés ha reconocido recientemente que el montante de estos créditos alcanza los 82,5 billones de pesetas. El ministro de Economía japonés, Hikaru Matsunaga, había dicho que el total de préstamos ascendía a 33 billones durante la última reunión del G-7 en Tokio, el pasado 17 de julio.

Algunos detalles que trascendieron del plan japonés indican que los préstamos recuperables pasarán al nuevo banco o a un banco solvente hasta que un comprador se haga cargo de ellos. Los totalmente irrecuperables pasarán al control directo del nuevo banco. Lo que está por decidirse es el destino de los créditos que no son irrecuperables pero que han sido concedidos por una entidad insolvente.

Por su parte, la Agencia de Coordinación y Administración japonesa informó ayer de que la tasa de paro en Japón se ha estabilizado en el 4,1% en mayo, igual que en abril. En total, hay 2,93 millones de desocupados.

En China, el banco central de este país comunicó ayer que, a partir de hoy, los tipos de interés bajarán una media de 1,12 puntos. En la última rebaja de los costes de los créditos en China, el pasado 25 de marzo, el tipo para los préstamos a menos de seis meses fue reducido un 7,02%, y el que se aplica sobre los depósitos a un año descendió un 5,22%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998