Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Borrell acusa a Ardanza de quebrar el acuerdo de aislar políticamente a HB

José Borrell, el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, criticó ayer la actitud del PNV de sumar sus votos a los de Herri Batasuna (HB) en asuntos que "no son fundamentales" porque se contradice con la propuesta de aislar políticamente a los radicales que el lehendakari, José Antonio Ardanza, lanzó tras el asesinato del concejal popular Miguel Ángel Blanco hace un año."No se puede decir de cuerpo presente que hay que aislar a HB y de voto expectante que hay que ir del brazo de HB", manifestó Borrell en Miraflores de la Sierra (Madrid) durante el curso de Periodismo Jurídico de la Universidad Autónoma de Madrid/EL PAÍS y los colegios notariales.

El portavoz socialista afirmó también que "sería bueno volver a proyectar los vídeos con Ardanza diciendo lo que dijo, seguramente propiciado por la emoción del momento, después de la crónica anunciada de la muerte de Blanco".

Borrell afirmó: "El lehendakari dijo cosas que aplaudimos entonces, pero que parecen rápidamente olvidadas", por lo que no se sabe si la reiterada "negativa a ir con HB ni a la vuelta de la esquina" fue resultado del momento emocional o lo que ahora se hace es "pura consecuencia de la proximidad electoral". En cualquier caso, agregó, "es tan diferente" lo anunciado entonces y lo que se hace ahora que "en algún momento no se ha dicho la verdad".

También denunció Borrell que España ha perdido peso en el ámbito internacional porque la actitud del presidente del Gobierno, José María Aznar, ha sido hasta ahora la de "ponerse en plan felpudo ante los intereses ajenos", en alusión a Estados Unidos. Luego, añadió que, afortunadamente, Aznar parece haber rectificado tras su reunión del lunes con el vicepresidente iraquí, Tarek Aziz, y ha olvidado el "espíritu de cruzado" que le invadió durante la última crisis del Golfo, "cuando, antes de que nadie se planteara una actuación armada, ofreció las bases aéreas españolas a Estados Unidos".

Según Borrell, conviene que Aznar sepa "que Estados Unidos respeta a quienes se respetan" y añadió que su actitud ha sido "servil", algo que ni siquiera se ha apreciado fuera. Añadió que la Secretaría de Estado norteamericana, que estaba acostumbrada a una posición tradicional más rígida del Gobierno español, "se ha permitido el lujo de no tener embajador en España durante muchos meses. Debían pensar que para qué lo querían".

Sorpresa de Ardanza

Por otra parte, el lehendakari, José Antonio Ardanza, está "sorprendido" por la situación creada en torno a la inclusión del acatamiento a la Constitución y al Estatuto en el reglamento del Parlamento vasco, según indicaron a Efe fuentes próximas al mismo, quienes añadieron que, en todo caso, no habrá ningún problema para seguir gobernando hasta las elecciones, previstas para el 25 de octubre, aunque los socialistas cumplan su amenaza de salir del Gobierno de Vitoria.El portavoz socialista en la Cámara de Vitoria, Fernando Buesa, dijo que la Ejecutiva socialista podría decidir la ruptura de su pacto de gobierno con el PNV el martes si los peneuvistas votan el lunes con HB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de junio de 1998

Más información

  • El PSE decide el martes si rompe con el PNV