Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ROLAND GARROS

Moyà: "Ha sido un calvario"

"Todavía me falta dar un paso para llegar al momento más feliz de mi vida". Pese al triunfo de ayer, pese a saberse finalista de Roland Garros, el tenista mallorquín no quiso ayer bajar la guardia, ceder a las emociones del momento, relajarse en su objetivo supremo. "Lo que quiero es ganar la final", dijo sencilla, pero contundentemente, en la conferencia de prensa que siguió a su partido. "Para ganarle a Mantilla he tenido que arriesgar mucho", dijo, "porque durante todo el primer set me ha lanzado bolas muy largas. Ha sido un calvario, me tenía loco, pero estoy contento", añadió, "porque, además, me he crecido en la adversidad". Moyà sólo lo vio claro en el tercer set. "Me pareció que él estaba cansado, tanto o más que yo, y pensé que ese triunfo no se me podía escapar, que tenía que terminar enseguida porque si le daba un respiro se agarraba otra vez y luego en el quinto set podía pasar cualquier cosa".

Para Moyà jugar contra un amigo como Mantilla, que le conoce, con el que sale a menudo a cenar, es siempre más difícil porque el conocimiento mutuo contribuye a equilibrar el encuentro. "Yo he tenido que arriesgar mucho", dijo. Y sentenció: "Si gano, aunque soy joven, ya me puedo morir tranquilo."

Mantilla coincidió en que el tercer set fue trascendental y dijo que el giro que dio el partido se produjo a partir de una jugada a la postre decisiva. "Yo estaba jugando mejor y él no estaba convencido, me ha hecho una dejada y no he podido sentenciar. Luego, ha cambiado la táctica, me ha empezado a jugar a la derecha y he perdido la compostura".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 1998