Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gracias, Ricardo

Pongo la televisión el día 21 de mayo y tras los titulares de las noticias, dedicados a políticos y al Real Madrid, me encuentro con la sorpresa de tu muerte. Al principio no me lo creo, Recapacito un momento y me doy cutenta de lo que supone. Soy una persona joven y no conozco de tu cine más que tu última película -La buena estrella- que tuve la suerter de ver nada más estrenarse, antes de que tuviera la reparo y el éxito que se merece.Como aficionado al cine y desde mi corta experiencia como director, tengo que decir que lo que más me impresionó fue la tan cuidada y siempre difícil tarea de dirección artística Fui a verla con mi amiga Elena, una joven actriz, y ambos coincidimos en esto: de los mejores -si no el mejor del cine español de los últimos años- trabajos por parte del director en cuanto a interpretación y motivación de sus actores, al conocimiento de los personajes, como tú, Ricardo previamente habías hecho. Con relación a esto. el otro día vi mi reportaje sobre la película en la que los tres protagonistas -Antonio Resines Maribel Verdú y Jordi Mollá lo corroboraban: cualquier pregunta que te hacían sobre los personajes era resuelta con un extraordinario conocímiento de estos por tu parte, lo cual motivaba a los actores a realizar mi trabajo interpretativo que se adecuara a esta profundización,

Ahora maldigo que tu filmografía se acabe aquí y que sólo nos quede la oportunidad de disfrutar con tu último estreno - -Lágrimas negras- la película en que trabajabas Gracias, Ricardo, por tu saber estar como director y como persona Gracias por tu pundonor y vitalidad, y que tu buena estrella brille siempre -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de junio de 1998