Antic denuncia ahora que Vieri "cerraba todas las discotecas"

El Atlético vivió ayer una jornada propia de la serie Enredo: Antic cargó duramente contra Vieri, al que acusó de "cerrar las discotecas", también, aunque de forma más velada, contra los Gil, y auguró mal porvenir a Sacchi; Gil Marín respondió al entrenador, aunque con palabras suaves, y Futre, desde Portugal, le acusó de intentar utilizarle para convertirse en el espía del vestuario."Se fue a Italia cuando le dio la gana para recuperarse de una lesión, cuando quiso trabajó con profesionales que no pertenecían al club... Lo ha tenido todo, todo... Aun sabiendo que estaba cerrando todas las discotecas, ha sido un miembro más de este equipo". De esta forma, ya con el finiquito en la mano y fuera del Atlético, Radomir Antic, en una entrevista que publicó ayer la revista Interviú, contestó a Christian Vieri, de quien asegura que le ha defraudado como persona y como profesional.

"Él dice que tiene derecho a tener su vida privada", añade Antic, "pero como el club se lo admitió... Yo, contra mis principios, no tuve más remedio que aceptarlo. Ahora resulta que el futbolista no necesita estar a las once en casa y puede hacer lo que le de la gana". A la pregunta de por qué Vieri no le dirigía la palabra, el técnico contestó: "En un vestuario hay una serie de reglas que todos deben aceptar, les guste o no. Todos deben cumplir el trabajo de grupo, y yo no acepto a los jugadores que quieren una serie de privilegios".

A los Gil, al margen de que consintieran la conducta del italiano, les reprocha que en su destitución "hayan querido justificar una decisión que habían tomado tres meses atrás", que afirmaran que la temporada fuera "nefasta" y que la coartada para no renovarle fueran sus relaciones con el vestuario: "Son historias que a alguien le ha interesado filtrar. Siempre ocurre lo mismo, cuando se sabe que un entrenador no va a seguir salen a relucir la personalidad, la educación y el carácter de algunas personas".

El club, a través de su director general, Miguel Ángel Gil Marín, defendió a Vieri. En declaraciones a Onda Madrid, negó que el italiano cerrara las discotecas y añadió: "Vieri no es una persona fácil, pero para solucionar eso está el míster".

Paralelamente, Paulo Futre, en una entrevista que publica el diario deportivo lisboeta Récord, lanzó duros ataques a Antic: "Se aprovechó de mí para justificar algunas medidas y esperaba que yo fuera su informador en el vestuario. Y eso jamás, por ningún precio".

Chamot y Jugovic

El Atlético, mientras, trabaja en la construcción de la plantilla del curso que viene. En ese sentido, Gil Marín reconoció que el fichaje de Chamot y Jugovic por el club ya sólo depende de la negociación con los representantes de los jugadores. "El acuerdo con el Lazio ya está cerrado lo menos desde hace diez días", aseguró el dirigente rojiblanco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción