Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento quiere reconvertir una planta del mercado de Ventas

La tercera planta del mercado de Ventas debe independizarse del resto del centro comercial. Ése es, al menos, el objetivo del Ayuntamiento para acabar con el déficit que sufre una planta que apenas vende. La Empresa Municipal del Suelo (EMS), propietaria del mercado, ofrece a los comerciantes la devolución del dinero que pusieron en su día. La tercera planta sería utilizada para dependencias municipales o incluso podría venderse a la Asociación de Comerciantes, que agrupa a los tenderos del primer y segundo pisos.

En caso de que los comerciantes de la tercera planta no aceptaran la oferta económica y decidieran seguir en el mercado, el Ayuntamiento tomaría "las medidas técnicas necesarias" para impulsar su actividad comercial. "Es necesario independizar esa planta del resto del centro, separar los contadores, atraer establecimientos dedicados al ocio y la restauración, hacer obras en la estructura si fuera necesario...", explicó el director de comercio del Ayuntamiento, Antonio López Morillo.

Los problemas surgieron desde la inauguración del centro comercial de Las Ventas, en diciembre de 1995. El Ayuntamiento, propietario del mercado, decidió crear una tercera planta con 40 locales para la venta de comercial diverso (zapatería, joyería, mercería...), mientras las otras dos plantas se dedicaban a la alimentación. La concesión administrativa del centro está en manos de la Asociación de Comerciantes, que agrupa a 119 empresarios y en la que no participan por expreso deseo los propietarios de la tercera planta. En los casi tres años de vida del mercado, la EMS sólo ha conseguido vender 14 locales de este piso. Hoy quedan abiertos 10. Los otros 30, vacíos, cuestan al Consistorio más de 3,5 millones de pesetas al mes en concepto de pagos comunes del inmueble.

Las dos opciones

Ahora, la EMS ofrece a los 10 comerciantes que aún aguantan varias opciones para dejar libre el recinto. La primera pasa por devolverles el dinero que en su día invirtieron para comprar las tiendas. "Si la planta queda totalmente libre, la EMS podrá utilizarla para albergar dependencias y oficinas municipales", señala López Morillo. Pero no es la única propuesta barajada por el consistorio: "La EMS podría enajenar o incluso vender la tercera planta a la propia asociación".Para los propietarios de la tercera, éste es el objetivo del Ayuntamiento. "No quiere vender los locales que tienen vacíos para echarnos lo antes posible", explica una comerciante afectada. "Yo ahora llamo para comprar un local y no me dejan. Te remiten a dentro de 15 días porque dicen que lo están revisando y que no pueden hacer nada", añade otro empresario.

El Ayuntamiento insiste en que es "absolutamente falso. Claro que queremos venderlos, pero las dos convocatorias quedaron desiertas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de junio de 1998