Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ignacio Ramonet alerta en Valencia del peligro de la sobreabundancia de la información para la democracia

El director de la prestigiosa publicación mensual Le Monde diplomatique, Ignacio Ramonet, presentó ayer en la sede de Cyberdrac en Valencia su último libro La tiranía de la comunicación (editorial Debate). Nacido en un pueblo de Pontevedra en 1943, Ramonet alertó del peligro de supresión de libertades en las sociedades democráticas por la "asfixia de la comunicación". La sobreabundancia de información originada a partir de la multiplicación de los emisores y de las nuevas tecnologías desmonta la tradicional relación proporcional que establece que a mayor información, mayor libertad. La información lo inunda todo de manera descontextualizada. La acumulación de noticias impide la reflexión y la asimilación de los hechos. En este orden de cosas, los informativos de las televisiones juegan un papel preponderante, no en vano es la principal fuente de información de las personas y marcan la noticia al resto de medios. "El mal uso de los telediarios", dijo Ramonet, al comprimir en media hora entre 20 y 30 noticias relatadas de manera superficial, sin contextualizarlas, y privilegiando el aspecto más emocional y estético, lo que conduce a la manipulación de los hechos muchas veces no verificados en beneficio del componente "hollywoodiense", impide la buena información. Además, aunque se dan muchas noticias, se censuran muchas otras. Los medios de comunicación se han convertido en el segundo poder, sólo por detrás del económico y precediendo al político, comentó el periodista valenciano J.J. Pérez Benlloch, parafraseando el libro de Ramonet. Ante una sala repleta de público, en la que destacaba la amplia presencia de políticos del PSPV y de EU, y entre ellos el presidente del Consell Valencià de Cultura, Santiago Grisolía, Benlloch destacó la advertencia del director de Le Monde diplomatique de que la figura del periodista está en vías de extinción en un un mercado global en el que la información es una mercancía de consumo rápido controlada por unos pocos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1998