Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

París será una fiesta la víspera de la apertura

Francia 98 busca no sólo la fiesta en los terrenos de juego, sino también en la calle. Precisamente ahí será donde comience el 9 de junio, justo 24 horas antes de que el Mundial sea inaugurado oficialmente.París se convertirá en la cuna festiva del mundo a través de un espectáculo concebido por Jean Pascal Levy-Trumet. Cuatro gigantes de 20 metros de altura, símbolo de las cuatro grandes razas del planeta (la negra, la asiática, la americana y la blanca) se apoderarán de otros tantos puntos estratégicos de la capital parisina -el Arco de Triunfo, el campo de Marte, el Puente Nuevo y la Opera Garnier- para acabar confluyendo en la plaza de la Concordia. Allí, y tras un recorrido que salpicará las calles parisinas de luz, música y color, los cuatro gigantes, convertidos ya en futbolistas, acometerán durante una hora la traca final.

La fiesta, que se celebrará en la víspera de la apertura del Mundial, cuenta con un presupuesto de 1.250 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de mayo de 1998