La CAM cierra la compra del Abbey tras autorizarla el Banco de España

El Abbey National Bank pasó ayer de manera oficial a formar parte de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). La operación de compra se cerró en Madrid el pasado 21 de abril pero no ha sido efectiva hasta que el Banco de España ha dado su conformidad. Con la adquisición de este banco británico y la reciente compra del Banco Sanpaolo, la CAM ha incrementado su activo total en más de 270.000 millones de pesetas, según informaron ayer fuentes de la entidad financiera. La absorción de los dos bancos permite a la CAM incrementar su ámbito de influencia a las comunindades de Madrid, Cataluña y Baleares, y aumentar en 133 su red de sucursales en toda España, con lo que la entidad dispondrá de 739 oficinas. La mayor parte de sus oficinas, no obstante, están ubicadas en las provincias de Alicante, Valencia y Murcia, ya que estas zonas geográficas han representado el mercado tradiconal de esta entidad financiera. La caja adquirió el 100% de las acciones del Abbey National Bank por una prima de 2.486 millones de pesetas y la compensación al banco por el importe de los recursos propios disponibles, que se sitúan en alrededor de los 29.000 millones de pesetas. Para la CAM, esta adquisición supone la oportunidad de incorporar a su sistema una tecnología de distribución bancaria avanzada y profundizar en un segmento como el de los créditos hipotecarios, que es uno de los puntos fuertes del banco británico y uno de los que, según la propia entidad, es más interesante para la caja. Esta compra se enmarca dentro de la estrategia expansiva que la Caja de Ahorros del Mediterráneo inició hace unos meses con la adquisición de la mayor parte del Banco Sanpaolo. Esta operación se cerrará dentro de unos meses cuando las acciones que aún posee la familia Matutes pasen definitivamente a ser propiedad de la entidad y el Sanpaolo se integre definitivamente en la red de la caja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de mayo de 1998.