Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos técnicos confirman que Aragón adjudicaba obras a discreción

Las adjudicaciones de obras del Gobierno navarro entre 1987 y 1991, durante la presidencia del socialista Gabriel Urralburu, fueron realizadas de forma "discrecional", aunque ajustada a derecho. Así lo testificaron ayer ante la Audiencia Provincial, en el juicio por la trama navarra del caso Roldán, los técnicos jurídicos del Departamento de Obras Públicas Ignacio Ilundáin y Martín Orradre. Ambos precisaron que en sus informes habían advertido sobre posibles "irregularidades" en el sistema de concurso aplicado en aquel periodo, y que en su criterio debería ser utilizado de forma excepcional y no habitual.Los técnicos revelaron que al principio del mandato de Antonio Aragón en la consejería de Obras Públicas se cambió el sistema de adjudicación de obras de "subasta" por el de "concurso", que admitía mayor "discrecionalidad". Añadieron que les sorprendió entonces que se modificaran obras antes de las adjudicaciones definitivas, si bien la "última palabra" la tenían los técnicos del Servicio de Caminos y el propio consejero de Obras Públicas, cargo que ocupaba Antonio Aragón.

Aragón, al igual que Gabriel Urralburu, está acusado de cohecho y delito contra la Hacienda Foral, por los que el fiscal pide para ambos 11 años de cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de mayo de 1998