Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marcos replica a Zaplana que el decreto de admisión es "anticonstitucional"

La polémica sobre el decreto de admisión de alumnos -elaborado por la Consejería de Educación y aprobado por el Consell- subió ayer de tono cuando la portavoz del grupo parlamentario de Esquerra Unida-Els Verds (EU-EV), Glòria Marcos, respondió al catálogo de bondades esgrimidas por el presidente Eduardo Zaplana, asegurando que la medida es "anticonstitucional". Según Marcos, el decreto de la Generalitat y la normativa básica que lo regula conculcan el artículo 141 de la Constitución e inclumple el real decreto de la LOGSE, que especifica que todos los alumnos de Secundaria tendrán garantizado este tramo sin necesidad de realizar ningún proceso de adscripción. El decreto de admisión por el que los estudiantes que pasen de Primaria a Secundaria tendrán que realizar la solicitud de preinscripción de matrícula en los centros sostenidos con fondos públicos (esto es, colegios públicos y privados-concertados) ha levantado ampollas entre los sindicatos y principales partidos de oposición por considerar que, en la práctica, "beneficia a la privada en detrimento de la pública" y otorga facultades discrecionales a los directores de centros concertados para seleccionar a los alumnos, lo cual, a juicio de los sindicatos, es discriminatorio. Con todo, Zaplana realizó ayer una enérgica defensa de un decreto que ha sido recurrido por CC OO y por UGT ante el Tribunal Superior de Justicia, amparándose en "la libertad de elección". Para Zaplana, el decreto "otorga el máximo de libertad posible con los medios de que se dispone, para que los padres puedan elegir el centro de sus hijos". Es más, en su intervención para responder a la pregunta parlamentaria de EU-EV, Zaplana apeló al "esfuerzo espectacular" que ha hecho el Gobierno del PP para garantizar la aplicación de la LOGSE en la Comunidad Valenciana y reiteró que en dos años habrá 200 centros más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de mayo de 1998