Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CCOO denuncia al fiscal la supuesta filtración en una oposición regional

Comisiones Obreras ha solicitado al Fiscal General del Estado que investigue el proceso de selección de 89 auxiliares de servicios generales (una de las categorías más bajas de la Comunidad de Madrid). El sindicato denuncia que se produjo una filtración de exámenes que favoreció a familiares de dirigentes afines al Gobierno del PP (como el ex diputado popular Salvador Cardenete) o a cargos del sindicato CSIT (como su secretario general, Emilio Naveso). El firmante de la denuncia, Amador Rodríguez, responsable de CCOO-Salud, apunta el "curioso" resultado de la segunda prueba, donde 89 opositores consiguen 6,43 puntos, justo los mismos que obtienen la plaza.Naveso, uno de los acusados por CCOO, se defendió ayer: "La denuncia es una canallada. Es cierto que dos sobrinos míos han conseguido la plaza, pero, en defensa de mi honor y aunque sea doloroso, tengo que decir que son hermanos de la que fue secretaria personal del consejero socialista de Hacienda Ramón Espinar e hijos de un representante de CCOO en Marconi. Esta campaña de injurias no tiene ningún sentido, salvo que CCOO quiera vengarse por el conflicto del Metro o por el incumplimiento del acuerdo que firmaron en julio con Ruiz-Gallardón".

Naveso negó la filtración de los exámenes a los afiliados de su sindicato. Respecto a la coincidencia de que los 89 seleccionados consiguieran la misma nota, Naveso lo justificó en la sencillez de un examen para el que se pedían escasos conocimientos. Y concluyó: "Si los denunciantes analizasen las plantillas de la Comunidad, encontrarían cientos de nombres relacionados con Comisiones Obreras, que probablemente obtuvieron su plaza dignamente".

El director general de la Función Pública, Miguel Ángel López, aseguró que ningún miembro del tribunal que calificó esas pruebas (entre los que se encontraba un vocal de CCOO) planteó ninguna queja y consideró "materialmente imposible" la filtración de los exámenes, aunque se mostró dispuesto a tomar medidas si le aportan pruebas solventes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de mayo de 1998