El Ayuntamiento busca ideas para convertir la antigua Estación Sur en polideportivo y centro de ancianos

El Ayuntamiento decidió en diciembre que la vieja Estación Sur de autobuses, en Palos de Moguer (Arganzuela), sin servicio desde el verano, no fuera demolida como en un principio se pensó. Sobrevivirá, con un nuevo aire, transformada en un moderno polideportivo. La tercera teniente de alcalde, Mercedes de la Merced, del PP, ya adelantó a finales de año que iba a convocar un concurso para decidir el aspecto de este edificio. Ese concurso se convoca hoy. Los profesionales tendrán un mes para presentar sus proyectos a partir del 25 de mayo, fecha en que se inicia la recogida de planos.La reforma de la vieja Estación Sur, inaugurada en 1971 por el entonces alcalde de Madrid, Carlos Arias Navarro, modificará este emblemático edificio de Arganzuela en algo capaz de albergar un polideportivo con piscina cubierta, un conjunto de oficinas municipales, un centro de ancianos y un aparcamiento para residentes.

En el parquecillo anexo, eso sí, se levantarán las 75 viviendas necesarias para financiar la operación de rehabilitación. Existe una condición para la empresa que se encargue de levantar y explotar estas casas: deberán construir un número exacto de viviendas protegidas en otras zonas de la ciudad.

De la Merced especificó en diciembre que la decisión final de salvar la estación de autobuses de Palos de Moguer se tomó "tras escuchar al concejal del distrito Clemente Torres, del PP, a los vecinos de la zona y a la oposición". El edificio dispone de dos plantas y un sótano. Los centros culturales y de ancianos se colocarán, según los planos que maneja la Empresa Municipal Estación Sur, en la segunda. En la primera se ubicará el polideportivo. Éste, además de la piscina grande acristalada, contará con otra más pequeña para niños. Los cálculos de los técnicos municipales apuntan a que las obras empezarán en verano y tardarán al menos dos años.

La reforma de la Estación Sur es consecuencia del traslado de sus dependencias, sus operarios y sus vehículos a la moderna estación de Méndez Álvaro, inaugurada en verano.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS