Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clausurada una gasolinera de Colmenar por una posible fuga

Colmenar / Madrid

La Dirección General de Industria y el Ayuntamiento de Colmenar Viejo han decretado el cese inmediato y cautelar de la gasolinera de Repsol situada en el número 37 de la avenida de la Libertad, ante una posible fuga de combustible. Esta medida se adoptó el pasado martes por ambas administraciones, tras las denuncias de vecinos que comunicaron la presencia de un fuerte olor a gasolina procedente de la red de alcantarillado.El alcalde de Colmenar Viejo, José María de Federico, tranquilizó ayer a los vecinos. "No existe ningún riesgo, ya que la actividad se ha paralizado de inmediato", manifestó. De Federico agregó que la medida es "preventiva" para que los expertos puedan hacer las comprobaciones que corroboren el buen estado de las instalaciones. "Si los olores no proceden de ellas, se determinará cuál es su origen", apuntó.

La Comunidad ha tomado ya muestras de las aguas del alcantarillado para analizarlas y determinar su posible contaminación. Una vecina de la zona se confesó "preocupada" por el problema. "Desde el fin de semana veníamos notando unos olores muy raros. Estamos asustados, la verdad", confesó; informa F. Neira. El consejero de Economía y Empleo, Luis Blázquez, aseguró ayer que el Gobierno regional va a abrir una "investigación a fondo" sobre el caso. En los pasillos de la Asamblea, Blázquez aclaró que el cierre "no es más que una medida preventiva", de común acuerdo con los propios responsables de la estación de servicio. "Puede haber sido un derrame sin mayor trascendencia. Es una gasolinera antigua y por eso se ha sido más cauto, pero en principio no hay ningún riesgo", comentó el consejero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de mayo de 1998