Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gol de Zola dio la Recopa al Chelsea

El equipo inglés consiguió 27 años después repetir el título continental

El italiano Gianfranco Zola, apenas diez segundos después de entrar en el terreno de juego, logró el gol con el que el Chelsea derrotó al Stuttgart, que le da la Recopa, 27 años después de conseguir su único título continental. Italianizado por la presencia de Gianluca Vialli, como jugador-entrenador, y de Zola, su jugador más talentoso, el Chelsea ha logrado el éxito internacional que ha buscado durante más de cinco lustros, desde que derrotase al Real Madrid en la final de Atenas.De la mano de Vialli y Zola el Chelsea ha logrado un trofeo con el que sustentar el "glamour" que acompaña a un club con más fama que éxitos. Ante el Stuttgart alemán, supo aplicar el fútbol directo, físico y poco vistoso, del que ha hecho gala siempre Vialli, y sumergió al rival en un estilo de juego descontrolado, poco acorde con las características del fútbol alemán.

Cuando el Stuttgart pudo imponer su orden, el conjunto inglés pasó apuros, pero eso no ocurrió más que en contadas ocasiones, en dos remates consecutivos de Fredi Bobic y otro del búlgaro Krasimir Balakov, en la primera mitad. El equipo de Vialli imprimió pronto el ritmo de juego que más le convino. Dio lo mismo que el balón pasase más tiempo en el aire que en el campo o que los centrocampistas no pudiesen en entrar en juego, el Chelsea logró su propósito de llegar lo más rápido posible a la meta alemana y disparó en el momento en el que se aproximó al área.

El rumano Dan Petrescu, el noruego Tore André Flo, el uruguayo Gustavo Poyet y Dennis Wise lo intentaron sin éxito desde fuera del área, pero demostraron saber cómo desequilibrar al Stuttgart. A empujones metió en su campo al equipo alemán, pudo marcar Dennis Wise, Vialli o Granville pero tuvieron tanta fuerza como desatino. Faltaba orden y el único jugador con capacidad de aportarlo estaba en el banquillo. Cuando Zola salió, en sustitución de Flo, le bastaron 10 segundos para buscar un hueco en la defensa, recibir un pase de Wise y dar al Chelsea el título con un gol que ya no tuvo respuesta, con el rival demasiado cansado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de mayo de 1998