Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Me jode que parte de mi éxito sea porque estuve en un psiquiátrico"

Dicen que no sabe cantar y que tampoco es un virtuoso de la guitarra, pero él como si tal. Dicen también que es "un fenómeno" porque, a pesar de los pesares, de su primer trabajo, Ya era hora, consiguió vender más de 30.000 copias. Manuel Méndez Lozano (Zaragoza, 1966) se acordó de aquellos que le llamaban cabeza bolo y adoptó el mote como carta de presentación. Arrastra con resignación estoica su internamiento en un psiquiátrico de Zaragoza, donde le concedían permisos para cumplir con sus conciertos. En uno de los temas de su último trabajo, La nueva mayoría, confiesa sentirse "harto" de que le hablen de enfermedades mentales. Pregunta. ¿Quién es la nueva mayoría a la que se refiere con el título de su último trabajo? Respuesta. Ese título hace referencia al eslogan electoral que cierto partido utilizó en las últimas elecciones generales. Ellos se empeñaron en decir que había nacido una nueva mayoría. Pero para mí la mayoría no tiene nada que ver con esa, es otra distinta. Con el título de ese trabajo me refiero a los que yo creo que deberían de ser la nueva mayoría de la sociedad. P. ¿Le preocupa en estos momentos el tema de la censura? R. Creo que la censura siempre existirá. Aunque si te refieres a las canciones que no me han dejado editar eso es distinto, es un problema que tiene que ver con que la música era de otra gente. Por eso no me han dejado que las editara. De todos modos, sería jodido que volviera la censura que conocimos años atrás. P. Lo de Kabezabolo es un reclamo bastante pegadizo, ¿por qué ese nombre artístico? R. Porque de joven siempre me decían cabeza bolo, con un palito se tiene solo. ¿A quién no le han llamado cabeza bolo alguna vez?. P. Incluso quienes le acusan de no saber cantar le consideran un fenómeno. R. Bueno, espero no llegar a ser nunca Julio Iglesias. Yo sólo quiero la fama para que se me oiga. P. ¿Le molesta que se le identifique constantemente con su estancia en un psiquiátrico? R. Eso fue una parte de mi vida que está ahí y sí que me jode que eso forme parte de mi éxito. Me molesta que la gente acuda a mis conciertos diciendo vamos a ver qué hace el loco ese. Pero, de todos modos, si ha servido para darme a conocer, pues bienvenido sea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de mayo de 1998