Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL 35ª JORNADA DE LIGA

El Salamanca sufre para superar el trámite del Sporting

El Salamanca sufrió para superar el trámite que suponía la visita del Sporting de Gijón al estadio El Helmántico. El conjunto que dirije Rojo acabó goleando, algo ya habitual en los partidos de casa, pero el resultado es engañoso. La recompensa del partido de ayer hacía tiempo que había sido cobrada mentalmente por la gente de la Unión. Eran tres puntos que siempre aparecían como seguros en los pronósticos de final de campeonato. Quizá por eso y a pesar de las advertencias del técnico, tardó tanto el Salamanca en meterse en el partido. De hecho, sólo entró en él diez minutos, tiempo suficiente para marcarle tres goles a un equipo que con el empate dio buena imagen pero que se desfondó tras el primer gol.

Salamanca: Stelea; Sito, Corino, Loren, Lanna; Popescu (Edu Alonso, m

65), Rogelio (Taira, m. 57), Giovanella, Vellisca; César Brito (Silvani, m. 56) y Pauleta.Sporting: Juanjo; Salva (José Manuel, m. 65), Trotta, Nikiforov, Sergio, Mingo; Mario, David Cano (Alex, m. 61), Manolo; Tsherischev y Kaiku (Miguel, m. 57). Goles: 1-0. M. 55. Popescu bota una falta en la parte derecha del ataque del Salamanca que Loren remata de cabeza en el segundo palo. 2-0. M. 60. Pauleta recibe un excelente pase de Taira, regatea a Sergio y bate a Juanjo con un tiro raso y cruzado. 3-0. M. 64. Giovanella eleva el balón sobre Salva y Pauleta empalma con potencia dentro del área. 4-0. M. 84. Gran jugada de Giovanella, Pauleta, Silvani y Edu Alonso que culmina Manolo marcando en propia puerta. Árbitro: Iturralde González. Amonestó a Loren, Popescu, Giovanella por parte del Salamanca y a Trotta del Sporting. Unos 18.000 espectadores en el estadio El Helmántico.

Tuvo que ser una jugada a balón parado, ya en la segunda parte, la que abriese el partido para los locales. Tras el gol, Rojo, que vio la segunda mitad en la grada, introdujo dos cambios para desentumecer la opacidad de ideas exhibida ayer por sus hombres. Después, Pauleta marcó dos golazos que dieron por finalizado el partido 25 minutos antes del pitido de Iturralde. Casi al final, llegó al cuarto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de abril de 1998