Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez Palacios investigará la responsabilidad de Mario Conde en la Operación Locales

El Juzgado Central Decano de Instrucción de la Audiencia Nacional envió al Juzgado número 3, del que es titular la juez Teresa Palacios, la llamada Operación Locales Comerciales del caso Banesto para completar la investigación sobre las presuntas responsabilidades en la misma de Mario Conde. La acusación contra el ex banquero fue anulada por el tribunal del caso Banesto a primeros de marzo, en su auto sobre cuestiones previas. El tribunal consideró que Conde no fue, durante la instrucción de la causa, interrogado sobre dicha operación, por lo que se creó indefensión.

La Operación Locales Comerciales tiene, en el caso Banesto, un único acusado, Fernando Garro, ex director general de servicios e inmobiliario del banco. Banesto adquirió en 1989 y 1990 una serie de inmuebles. Pagó, entre precio y comisiones, 1.363,9 millones. Sin embargo, contabilizó las adquisiciones en 2.996,4 millones. La diferencia era de 1.632,5 millones. En la operación actuó de testaferro Tomás Allende y Miláns del Bosch, hijo del ex ministro Tomás Allende y García-Báxter, quien canalizó los 1.632,5 millones.

La diferencia fue registrada en un informe de Banesto, en enero de 1992. El entonces consejero delegado, Juan Belloso, habló con su presidente, quien le expresó que lo comentaría con Garro. Poco después, le dijo a Belloso que no se preocupase.

Dos procedimientos

Durante el proceso de instrucción no se preguntó a Conde por esta operación. La razón es que el ex banquero declaró en diciembre de 1994 y la Operación Locales Comerciales fue incorporada en la querella criminal como ampliación en marzo de 1995. Conde debió ser llamado a declarar sobre esta ampliación, hecho que no se produjo. Más tarde, ante un recurso de apelación de Banesto contra el auto de apertura de juicio oral del juez Manuel García-Castellón, la sección segunda de lo Penal de la Audiencia Nacional incluyó a Conde en la Operación Locales Comerciales. Esta decisión fue revocada por el tribunal del caso Banesto en marzo pasado y envió una copia de la causa para que se instruyera la posible responsabilidad de Conde y otros. La Operación Locales Comerciales, calificada como presunta estafa, será así objeto de dos procedimientos. Uno, en el caso Banesto, donde hay un solo acusado, Fernando Garro, y un segundo, que ahora comenzará a instruir la juez Palacios.

La juez tendrá que decidir sobre las declaraciones, ya que la investigación de los hechos (las compraventas y el destino de los talones pagados) fue realizada por la policía judicial, a la que se suman tres informes periciales. Fuentes jurídicas señalaron que Conde será llamado a declarar como imputado, así como Allende y Miláns del Bosch

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de abril de 1998

Más información

  • El juzgado decano le asigna la causa, tras la decisión del tribunal del 'caso Banesto'