Tribuna
i

Cintas de vídeo y defensa

Mucha dureza, poco espectáculo. Vídeo y defensa: ambos entrenadores prepararon el partido hasta el más mínimo detalle: conocían los sistemas y movimientos del rival a la perfección. Aplicaron una defensa extenuante sobre el rival y apostaron por un ritmo de juego lento durante todo el partido. Tácticamente, Messina pudo con loannidis. El técnico italiano hizo aflorar las deficiencias del AEK.Jugadores importantes. La defensa del Kinder colapsó a los hombres claves del AEK, especialmente a su estrella Anderson. En el equipo boloñés bastaron el ritmo de Rigaudeau, la fuerza de Sconochini y los destellos de Danilovic y Savic.

Cambio de reglas. Para un aficionado no involucrado directamente en el partido, fue un encuentro lleno de dureza, huérfano de espectáculo y poco atractivo. La FIBA debería considerar un cambio urgente en la reglamentación: reducir el tiempo de posesión y proteger a los jugadores estrella.

Más información

Lasa. El único jugador español presente en esta final a cuatro cumplió en ambos partidos. En la final se convirtió en el mejor del conjunto griego y siguió perfectamente las instrucciones de su nervioso técnico. Pero poco pudo hacer ante la evidente superioridad física y táctica del conjunto italiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de abril de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50