Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuerte viento provoco retrasos en 152 vuelos en Barajas

Muy pocos se libraron ayer del fuerte viento que azotó la región. Uno de los puntos que más sufrió las inclemencias de la meteorología fue el aeropuerto de Barajas: 152 vuelos sufrieron demoras de hasta media hora. Un portavoz del aeródromo indicó a Efe que los aires cruzados, con una velocidad de 25 nudos, dificultaron el despegue y aterrizaje de los aviones, lo que originó retrasos en las operaciones de los aparatos. El viento, que alcanzó velocidades de hasta 75 kilómetros por hora en algunas zonas, puso en jaque a los bomberos. La caída de árboles, ramas, cornisas, chimeneas, antenas y otros elementos provocaron más de cien salidas en menos de doce horas en la capital. Las rachas de viento se llevaron a su paso los adornos que decoraban algunas fachadas, luminosos comerciales y alguna que otra valla publicitaria.

A las 20.30 de ayer, la centralita de los bomberos de Madrid seguía colapsada y había más de cuarenta avisos por atender. A pesar de todo, la Policía Municipal señaló que no hubo ningún herido de gravedad.

Una de las actuaciones más aparatosas fue la retirada de un árbol, en la calle de Rodríguez Marín. En dicha vía fue necesario cortar el tráfico durante una hora mientras los bomberos se afanaban en serrar el árbol. En la esquina de la calle de Maldonado con Lagasca se vino abajo un andamio, lo que también obligó a cortar el tráfico.

En la glorieta de Cuatro Caminos el viento rompió los cristales de un ventanal. En la calle del Doctor Gómez Ulla, la rama de un árbol cayó sobre un coche. Fuera de la capital el viento afectó a las localidades de Móstoles, Parla, Getafe y Fuenlabrada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 1998