Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El testigo de la muerte de un 'chapero' dice que el policía le disparó por la espalda

El principal testigo del disparo que acabó con la vida del chapero portugués Manuel Abréu da Silva refutó ayer la versión facilitada el día anterior al tribunal por el acusado, el agente del Cuerpo Nacional de Policía Antonio Barrionuevo. Abréu murió de un tiro en la cabeza el 22 de octubre de 1996 en la calle de Almirante, tras mantener una refriega con el policía al ver que éste apuntaba con su pistola reglamentaria a unos viandantes que previamente le habían recriminado que orinase en la calle, según el testigo José Antonio Mafiero. Éste afirmó que la víctima no intentó en ningún momento atracar al policía como sostuvo el agente. Indicó que el policía disparó a Abréu por la espalda cuando éste se marchaba del lugar tras devolverle la pistola que le había arrebatado. Abréu esperó en vano 15 minutos a otros policías para darles el arma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de abril de 1998