Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"A Raúl se le ha explotado en exceso"

Clemente sale en defensa del jugador del Madrid, que vive su primera crisis deportiva

Raúl ha decidido aislarse para soportar su primera crisis deportiva. Ha roto casi todos los canales de comunicación que abrió en los inicios de su carrera deportiva. Ahora tiene menos amigos que antes en el vestuario. Guti, Fernando Hierro y Cañizares son los que están más cerca de él, aunque en algunos casos el diálogo también se ha reducido. Su relación con Jupp Heynckes es estrictamente profesional y escasa, dicen que no se entienden. Con Jorge Valdano, su descubridor y amigo, hace tiempo que no charla. Pero Valdano piensa llamarle uno de estos días. Dicen que Raúl no sólo no habla sino que tampoco escucha. Javier Clemente, desde la lejanía, intenta mantener el contacto y de momento dice que lo ha logrado.Clemente estaba ayer en París asistiendo a unas reuniones previas al Mundial. Allí leyó con preocupación todo lo que se dice de Raúl tras su reaparición. "La semana pasada le llamé para preguntarle cómo estaba de su lesión. Me dijo que muy bien, le encontré muy animado ante la posibilidad de volver a jugar". Clemente quería que Raúl supiera que estaba pendiente de él. Por eso entre otras cosas fue a Alemania a ver el partido contra el Leverkusen y por eso estuvo el sábado en Barcelona. Clemente está preocupado por lo que se dice de Raúl, no por su juego. "En Alemania hizo dos jugadas muy buenas, pero en el Camp Nou apenas se le vio", explica el seleccionador. "Pero yo me fijé en él no sólo cuando tenía la pelota, sino en sus movimientos.... Y sus movimientos fueron buenos aunque participó poco en el juego porque no le llegaron balones, pero eso no me preocupa. A Raúl se le ha explotado en exceso su físico y su juego. Es un Filón que hay que cuidar. Cuando vino la última vez a la selección tenía muchos dolores por culpa de su pubalgia. De eso ahora está bien".

Solucionadas las cuestiones físicas, Clemente cree que lo que Raúl necesita es un trato especial, al menos él se lo da. "Cada jugador es un mundo y hay que mantener con cada uno de ellos una relación distinta e individual. Yo no trato a Hierro como a Raúl o como a Zubi. Hay que tener en cuenta que es un chaval de 20 años y hay que hablarle como tal. No sé cómo será en su club. Yo sé que con Raúl tengo que hablar mucho. Cuando viene a la selección es un chaval muy disciplinado y siempre está muy motivado. El día 25 estará en la selección y sé que lo hará muy bien. No tengo ninguna duda tampoco de que hará un gran Mundial en Francia".

Los comentarios sobre su vida privada piensa que están haciendo mucho daño a Raúl. "Cuando salió el tema nocturno hablé con él y le dije: 'cuidate mucho y piensa que hay mucha gente pendiente de tí'. Yo sé que él no es tonto y aunque tenga su vida, él se cuida. No me cabe la menor duda".

Clemente piensa que hay que cuidar a Raúl y Roberto Carlos, su compañero de equipo, también. Ayer, el brasileño, que nunca elude ninguna cuestión, habló del jugador: "No hay que interferir en la vida privada de Raúl. Es un gran futbolista, es el ídolo del Madrid. Es una chico muy joven y sus compañeros tenemos que hablar con él y ayudarle en estos momentos porque Raúl es alguien muy importante para nosotros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1998