Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

PASIÓN DE PRÍNCIPE

Las principales revistas del corazón europeas se han hecho eco del rumor y cada una lo ha descrito a su manera: los problemas de anorexia que sufre Victoria, la princesa heredera del trono de Suecia, tendrían su origen en un amor no correspondido por el príncipe Manuel Filiberto de Saboya. Victoria, que ha encontrado al príncipe en diversos acontecimientos reales -la última vez en la boda de la infanta Cristina, en España el pasado año-, habría caído, según esos rumores, en la red de los encantos del principe que tiene fama de haber dejado un reguero de corazones destrozados en su despreocupada existencia de príncipe en el exilio. La primera versión de este supuesto amor no correspondido parece haber surgido en el diario sueco Kvällposten (Correo de la Tarde), que se distribuye en el sur del país. El único protagonista de la historia que se ha hecho eco del tema es el príncipe, que, según el diario italiano La Stampa, desmintió el rumor aduciendo que sólo tiene una amistad con la princesa. Asimismo, negó categóricamente que los problemas de anorexia de ésta puedan deberse a penas de amor. "Victoria está muy ocupada con sus estudios y no tiene tiempo para enamorarse", ha dicho Manuel Filiberto, quien sí parece tener todo su tiempo disponible para el amor, a falta de otras preocupaciones. Ni Victoria ni la casa real sueca se han hecho eco del rumor. La casa real es reacia a ventilar los problemas familiares en público, y sólo rompió esa norma el año pasado para confirmar los problemas alimenticios de Victoria, cuyo adelgazamiento había sido objeto de diversas conjeturas.- MORENO,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1998