La UEFA cambia el árbitro del partido Betis-Chelsea

El Comité de árbitros de la UEFA ha decidido que sea el búlgaro Atanas Ouzounov el colegiado del encuentro de la Recopa Betis-Chelsea, y no el sueco Leif Sundell, porque considera "fuera de lugar" la presencia de éste el pasado domingo en el estadio Benito Villamarín para ver el partido entre el equipo bético y el Espanyol.

El comité, tras estudiar los informes sobre el asunto y escuchar a Sundell, está convencido de que el colegiado sueco y sus dos asistentes, Hansen y Witburg, que estuvieron en el palco de invitados del Benito Villamarín, no tenían la intención "de actuar de una forma inapropiada".

Sin embargo, califica como "fuera de lugar" la presencia de los tres árbitros en el estadio del equipo español, unos días antes del partido de ida de los cuartos de final de la Recopa entre el Betis y el Chelsea, "y por ese motivo se ha decidido que los colegiados debían ser cambiados, aunque no se tomará ninguna otra medida".

Sundell y sus dos asistentes estaban en España para arbitrar un torneo entre equipos escandinavos en Marbella y, según afirmó ayer el portavoz del consejo de administración del Betis, Juan Luis Aguado, decidieron ir al estadio por iniciativa propia y no por una invitación del club.

Sundell, en unas declaraciones que publicó ayer el diario británico Dady Mirror, reconoce que fue un error asistir al partido. "Debí haber caído en la cuenta de que lo que hacía estaba mal y de que no era bueno para mí", afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de febrero de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50