Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Futre: "lo de Kiko es impresionante"

La hinchada del Atlético terminó gritando ¡Kiko gol! El jerezano tuvo una actuación de lujo, colmó de aciertos el partido y provocó lo impensado: romper el dispositivo que el Zaragoza había desplegado en torno a Vieri para evitar que recibiera balones. "Tenía el tobillo hinchado por el esfuerzo que hizo en Mérida, todavía no se ha recuperado de su lesión, y lo que ha hecho esta noche ha sido impresionante". Paolo Futre, el ídolo espiritual del Calderón, refrendaba con elogios la enorme actuación de Kiko, que con la defensa zaragozana a toda máquina fue capaz de recibir un balón y meterlo de un toque entre las piernas de Aragón, para enviarselo a Vieri, desmarcado en el área maña. "Fue un descuido, y los grandes jugadores nunca perdonan esos descuidos". Aguado, defensa central y capitán del Zaragoza, evocaba ese momento fatal, y derivaba culpas hacia su delantera, "pero fue un partido de toma y daca, lo único que nos ha faltado ha sido meter goles". "No vinimos a echarnos atrás, intentamos salir, pero nos han matado en un par de descuidos en la defensa". Pier, delantero del Zaragoza barría responsabilidades hacia la zaga de su equipo. Y Luis Costa le daba la razón. a los dos: "Ha sido un partido abierto, los dos equipos han podido ganar, pero el Atlético ha tenido ocasiones más claras por parte de Vieri, que es muy difícil de marcar porque conoce muy bien a sus compañeros".

El italiano Christian Vieri recibió el balón de Kiko y lo despidió con un zurdazo de los suyos para marcar un gol, que según él "llegó un poco tarde". El italiano había perdido dos ocasiones antes. Pero su entrenador, Radomir Antic, valoró su constancia: "Christian ha hecho un trabajo de grupo fantástico, tenemos un diamante".

Antic también tuvo palabras para Caminero, que fue pitado con intensidad decreciente durante casi todo el partido hasta que recibió algunos aplausos: "Caminero ha hecho un gran partido, quizá fue demasiado pitado en una jugada donde salta sobre el portero y no puede llegar al balón, pero le falta el sentido de la distancia, vuelve de una lesión, pero en el segundo tiempo se encontró cómodo, inspirado y trabajó a favor del grupo. Para el técnico atlético "el equipo se encontró a sí mismo". "Hemos jugado un buen fútbol, competitivo, me gustó de verdad, su actitud, su fórma: así se puede volver al espíritu del doblete".

Si hubo un jugador que reunió todos los ingredientes de ese espíritu fue Kiko. "Jugar con él es un espectáculo, hace pocos goles, pero son siempre geniales". Christian Vieri piropeaba a su compañero de ataque y en el túnel de vestuarios Kiko comentaba sus características a un grupo de televisión extranjero. "¿Qué aportas a la selección española?", le preguntaron. Él contestó: "Mucho trabajo, pero goles no tantos, a pesar de que soy delantero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 1998