Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apelación levanta la sanción a Michel Salgado

Michel, el jugador que lesionó de gravedad a Juninho tras una dura entrada, no tendrá que cumplir los cuatro partidos de sanción que le había impuesto el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol. Ayer, el Comité de Apelación, tras una maratoniana reunión -se inició a las 13.30 horas y concluyó a las 21.00-, aceptó el recurso del Celta y levantó el castigo en su totalidad. Alfredo Flórez, el presidente del Comité de Apelación, que forman tres personas, aseguró que en su decisión no influyeron la repercusión social que ha tenido el caso ni las manifestaciones populares que se realizaron en Vigo desde que se conoció la pena impuesta al futbolista del Celta.

Competición había sancionado a Michel de oficio, ya que el Atlético no presentó denuncia y el árbitro no reflejó nada sobre el percance en el acta del encuentro, y se había agarrado al vídeo como prueba esencial para su decisión. Sin embargo, el Celta recurrió agarrándose a que Ias decisiones arbitrales de carácter técnico no son revisables y a que la prueba videográfica no puede servir de base para medir una acción ni su intencionalidad, cuestión en la que al jugador, en el último extremo, se le debe conceder el beneficio de la duda".

Apelación, en los fundamentos jurídicos que expone en su decisión, sostiene que Ias decisiones arbitrales de carácter técnico no son revisables por los comités disciplinarios". Y añade: "Ello no impide que los comités puedan a entrar a valorar las consecuencias disciplinarias de aquellas decisiones arbitrales de carácter técnico -siempre que hubiera incurrido en un error manifiesto sobre los hechos-, y del mismo modo enjuiciar aquellos hechos que hayan pasado desapercibidos para el árbitro principal y sus asistentes".

Sobre el inicidente analizado Apelación indica: "Existe una decisión técnica adoptada por el árbitro [Gracia Redondo], a instancia de uno de sus asistentes, al considerar que la acción cometida por Michel Salgado era sancionable como libre directo, pero no merecedora de amonestación ni expulsión. No consta que por parte del colegiado se haya incurrido en un error material y manifiesto sobre el hecho que consideró como simple falta, con lo que, aún no compartiendo dicha decisión, se carece del presupuesto necesario que permita a Competición imponer al jugador sanción disciplinaria conforme a lo anteriormente razonado".

Michel Salgado encajó la noticia con satisfacción. "Mi sensación", dijo, "es la de un hombre al que se ha hecho justicia. Se ha demostrado que yo tenía razón. Me dolió que se me pusiera bajo sospecha, pero está claro que un profesional no hacer daño a nadie intencionadamente. Esto es fútbol y unas veces se lesiona uno y otras, otro. Lo que más me ha gustado en todo este asunto han sido las muestras de cariño que he recibido".

Michel no tendrá que cumplir cuatro partidos de sanción y tampoco tendrá que pagar la multa que se le impuso, que ascendía a medio millón de pesetas. Mientras, Juninho, para quien la decisión de Competición sí había sido justa, permanece en Brasil recuperándose de una lesión que le tendrá apartado de los terrenos de juego durante cinco meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 1998

Más información

  • El Comité dice que las manifestaciones no han influido en su decisión