JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO

Llega el duelo Maier-Tomba

Los Juegos llegan hoy a uno de sus grandes momentos con el duelo en el eslalon gigante entre Hermann Maier y Alberto Tomba. Un auténtico choque de gigantes con un temible tercero en discordia, el suizo Michel von Gruenigen, que abrirá la carrera en su primera manga. Herminator saldrá en sexto lugar y La Bomba, octavo.

Mientras tanto, ayer, como gran aperitivo, la alemana Katia Seizinger aumentó su leyenda. Pernilla Wiberg, su única rival peligrosa tras el descenso que ganó el lunes, se cayó en la primera manga del eslalon, pese a a ser su mejor prueba, y le dejó el camino libre para ganar la combinada. Seizinger logró así su segunda medalla de oro de los Juegos, y aún tiene posibilidades en el gigante y en el eslalon.

Más información
España, un desastre anunciado
El escándalo del pasaporte

Es la impresionante punta de lanza del potente equipo femenino alemán, una copia esta temporada del masculino austriaco y que ayer abarrotó el resto del podio con Ertl e Hilde Gerg.

Seizinger sumó ayer en la combinada su quinta medalla olímpica, tercera de oro en su ya dilatada carrera de triunfos. Con un gran físico de 1,71 metros y 64 kilos, cumplirá los 26 años el próximo 10 de mayo y lleva desde los 19 brillando en la gran competición. Ayer le bastó con conservar su ventaja del descenso haciendo un tercer puesto y un quinto en el eslalon para superar a Martina Ertl, la mejor en la prueba técnica, por 18 centésimas.

Las únicas montañas que vio la rubia Katia al nacer en Datteln, en pleno Ruhr, fueron las fábricas y las chimeneas. Se aficionó a esquiar en invierno, cuando sus padres la llevaban. A los 3 años se puso los primeros esquíes y a los 9 ya competía. Ahora es la máxima estrella.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS