Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

APRENDA INGLES CON... LA FAMILIA REAL

Las peripecias de la monarquía británica, y en particular las de la reina Isabel II, interesan en Francia, aunque todas sean más o menos inventadas y a veces vulgares; al menos así lo creen los editores de Aprendo inglés con la reina. Se trata de un "manual de revisión para grandes y pequeños" que enseña lo que es la gramática pormenorizada de la lengua inglesa en clave de un humor muy especial, a veces grotesco. Y cuando llega a los ejercicios, los títulos son casi tan sugerentes como el contenido de las páginas que les preceden, y van del Garden party en Buckingham Palace al Otoño parlamentario, las Navidades en Balmoral y Royal Ascot. Antes, conforme avanza en sus clases, el lector ha podido conocer al resto de la familia y a alguno de sus amigos, a la par que aprende a decir en la lengua materna de los protagonistas que "Charles era un niño feliz, amable, con grandes orejas", o que "Margaret es rara desde hace lustros". El libro raya o sobrepasa la vulgaridad en más de una ocasión. Entre las más leves enseña, por ejemplo, que existe en el Reino Unido "una duquesa que come zanahorias para conservar su trasero rosa". Pero también refleja las particulares relaciones de amor-odio entre ingleses y franceses e incluye frases como "cuando estoy en París tengo siempre la sensación de estar rodeada de ranas y caracoles".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998