Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL 24ª JORNADA DE LIGA

El guerrero macabeo

El israelí Nimny confía en debutar hoy en la Liga

Se quedó solo frente a El Monstruo Ojeda y encaró. El portero lo derribó en el área y el propio Avi Nimny convirtió el gol del penalti frente al Tenerife de Heynckes en la Copa de la UEFA, el 10 de septiembre de 1996. El Maccabi de Tel Aviv su equipo, perdió por 3-2 y se quedó fuera de la competición. Pero el israelí Avi Nimny acababa de entregar su carta de presentación en el fútbol español.Lo fichó el Atlético 15 meses más tarde. Desde el pasado sábado ocupa en la plantilla el lugar de Bogdanovic, sacrificado por Antic tras presenciar las progresiones de Nimny en Boadilla. Es un interior izquierda con penetración y un gran manejo de las dos piernas, que le dan versatilidad incluso para jugar por la derecha. Antic apuesta fuerte: "Es como Juninho". El técnico serbio lo conoció en unos vídeos. Vio a "un jugador con gran visión de juego, técnicamente muy bien dotado, buen pasador, pero sobre todo con carácter competitivo suficiente para adaptarse sin problemas al fútbol español".

Nimny, de 25 años y 1,85 metros de altura, siempre jugó en el Maccabi de Tel Aviv. El nombre del club se inspira en la memoria de los siete hermanos macabeos que liberaron Israel de la dominación del Imperio Greco-Sirio en el siglo II antes de Cristo. El equipo fue fundado en 1910 y tiene filiales en todo el mundo. Su principal sección es la de fútbol. El balompié es el deporte más popular en Israel, y aunque pasa por una época dorada y ha desaparecido el amateurismo, un jugador no puede ganar más de 20 millones de pesetas al año.

Avi Nimny es la perla del fútbol israelí. Su excelente disparo, unido a un gran control del balón, pusieron a Nimny la etiqueta de goleador. Tres títulos de Liga donde ha marcado 68 goles, dos Copas y 35 internacionalidades con Israel ilustran su historia deportiva. $u único defecto -el mismo que padece Juninho- reside en el traslado excesivo del balón.

"Ahora jugará de extremo, donde mejor se siente, pero vamos a trabajar para ponerlo en otras posiciones donde puede ser útil al equipo", explica Antic. "También puedo jugar como defensa", apunta el jugador, que hoy puede estrenarse en la Liga española ante el Oviedo. Revivo abrió el camino en el Celta. Ahora, Nimny tratará de continuar en el Atlético la reciente tradición deportiva de un pueblo disperso por la guerra y la persecución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de febrero de 1998