Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El árbol de Buda, visto por Ricardo Franco

Darjeeling y Sikkini son dos pequeños poblados en el extremo oriental del Himalaya, último reducto del budismo en la India. Refugio de budistas tibetanos y nepalíes, expulsados de sus tierras, en sus calles se mezcla el colorido de la India con los rojos y naranjas de las túnicas de los practicantes religiosos. Dentro de la serie de cinco capítulos Cenizas en el río, que sobre la India está ofreciendo La 2 de Televisión Española, hoy le toca el turno a una realización de Ricardo Franco, el director ganador de los Premios Goya por su filme La buena estrella. Este reportaje (22.30) sólo se verá por La 2 en las comunidades que tienen canal autonómico propio.

Con guión del propio Ricardo Franco y de Luis Ariño, Darjeeling y Sikkim: el árbol de Buda recorre estos hermosos y recónditos lugares, entre las nevadas cumbres del Himalaya y los, campos de té, a través de la leyenda de Buda. Con una música relajante del compositor y flautista indio Pandit Hariprasad Chaurasia, el documental, el segundo que realiza Franco en esta serie, narra la leyenda de Buda, nacido al pie de las cumbres del Himalaya 600 años antes de Jesucristo y convertido en divinidad por sus discípulos y en doctrina sus enseñanzas. "Fue sólo un hombre, cuya leyenda fue creada por los propios budistas", se afirma en el reportaje. Una leyenda que murió tras un atracón de carne y fruta, y cuya pira se trató inútilmente de encender. Sólo una llama de su propio corazón consiguió consumir su cuerpo, dicen sus seguidores.

El folclor, la música o el trabajo en fábricas hiladoras aparecen también en las bellas imágenes que invaden el documental Darjeeling y Sikkim: el árbol de Buda, mezcladas con el paseo por los monasterios, los lamas o las misteriosas ceremonias tibetanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 1998

Más información

  • LA 2 EMITE HOY EL CUARTO CAPÍTULO DE 'CENIZAS DEL PARAÍSO'