Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS OPEN DE AUSTRALIA

El último eslabón de la gran escuela checa

Petr Korda es uno de los mejores productos de la gran escuela checa, que ha sido capaz de crear figuras tan importantes para el tenis como Iván Lendl, Jan Kodes, Miloslav Mecir, Martina Navratilova, Helena Sukova, Hana Mandlikova y Jana Novotna, pero también es su último eslabón.Lendl, que ganó el Open de Australia en 1989 y 1990, era el único checo en el palmarés de este torneo hasta que apareció el sorprendente Korda. Lendl y Jan Kodes figuraban como los únicos jugadores checos triunfadores en el Grand Slam. Kodes lo había hecho en Roland Garros en 1970 y en 197 1, y en Wimbledon en 1973; Lendl fue el mejor en Roland Garros en 1984, 1986 y 1987, y en el Abierto de Estados Unidos en 1985, 1986 y 1987.

MÁS INFORMACIÓN

Casi 11 temporadas más tarde un jugador checo vuelve a imponerse en otro Grand Slam. Korda lo logró a los 30 años, una edad a la que muchos han cerrado ya sus carreras. Novotna, también rozando los 30, fue finalista en Wimbledon el año pasado y ganó en el Masters, pero sigue en blanco en el Grand Slam.

Korda fue sincero al admitir que la escuela checa prácticamente ha muerto. "Cuando Jana y yo nos retiremos no sé qué va a pasar. No producimos jugadores. Mientras yo crecía tuvimos a Lendl -número uno- y a Mecir -cuarto mundial- Ahora el tenis checo está en apuros".

El jugador checo no prevé que su despedida se prolongue mucho. "No sé cuánto tiempo podré aguantar. Tengo que sentarme con mi familia y mi entrenador para hablar de esto. Estoy hambriento de triunfos, pero no quiero tomar ninguna decisión precipitada. Solamente quiero disfrutar de este año y luego veremos qué sucede".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de febrero de 1998