Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno justifica su apoyo a Retevisión frente a los ataques del presidente de Telefónica

El ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, justificó ayer el apoyo del Gobierno a Retevisión como una "discriminación positiva" frente a Telefónica, que disfrutó del monopolio de la telefonía fija durante 74 años. El ministro salió así al paso de las acusaciones de parcialidad lanzadas el día anterior por el presidente de Telefónica, Juan Villalonga, y anunció que el Estado venderá el 30% de Retevisión antes del 1 de diciembre de 1998. Hasta entonces, el Ejecutivo seguirá interviniendo en el sector para ordenar la competencia. Arias Salgado aseguró que este año no habrá más "reequilibrio de tarifas" (subida de las llamadas locales y reducción de interprovinciales e internacionales), como pidió Villalonga.

El ministro de Fomento, Rafael Arias Salgado, aseguró que la política de liberalización del Gobierno implica el recurso a la "discriminación positiva, explícitamente contemplado en las directivas de la Comisión Europea" en favor de los nuevos operadores. De esa forma, se compensa la cesión a Telefónica de infraestructuras que se financiaron con dinero público y por cuyo uso tiene que pagar ahora Retevisión.El ministro eludió el enfrentamiento, directo con Villalonga, pero rechazó varias propuestas hechas el día anterior por el presidente de Telefónica. "El principio de reequilibrio tarifario del operador ex monopolista se estableció ya el pasado mes de marzo en una orden ministerial", dijo.

Según esa orden, Telefónica tiene autorizadas para 1998 dos subidas de la cuota de abono mensual de 100 pesetas cada una y un acortamiento de los pasos, que en la práctica supone un encarecimiento del 50% de la llamada local media (dos minutos y 45 segundos), según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

El ministro resolvió la polémica sobre tarifas de interconexión entre operadoras asegurando que Fomento "recogerá las recomendaciones comunitarias de ir hacia unas tarifas de interconexión que permitan una competencia razonable". La Comisión Europea aprobó el pasado mes de octubre una serie de recomendaciones sobre tarifas de interconexión que proponía rebajas de hasta el 65% en los, precios que cobra actualmente Telefónica.

Habló, sin embargo, de "convergencia" en las tarifas de interconexión entre operadores de móviles y de telefonía fija. En Telefónica, esas palabras se interpretaron como una posibilidad de subidas, ya que Airtel paga 9,50 pesetas por minuto y Retevisión un máximo de 7 pesetas en las llamadas interprovinciales.

Por segundos

El titular de Fomento aseguró que el ministerio trabaja para orientar las tarifas de interconexión al coste real que soporta el propietario de la red, pero recordó que para ello es necesarioque los operadores presenten unas cuentas claras a la Comisión Nacional del Mercado de las Telecomunicaciones (CNMT) para que pueda saber cuáles son esos costes. El titular de Fomento negó la posibilidad de establecer un sistema de precios máximos, como reivindicaTelefónica, antes de diciembre de 1998, porque esa, será una de las atribuciones que el Ejecutivo mantendrá a partir de entonces.Por último, Arias Salgado aseguró que impulsará la tarifa por segundos, una novedad que ya ha introducido Retevisión. "Hemos hablado con Telefónica para que introduzca la tarifa por segundos en dos o tres meses. El mercado funcionará mejor y será más transparente".

El ministro adelantó que la nueva ley General de Telecomunicaciones se publicará en el BOE en la primera semana de abril y manifestó su deseo de que los concursos para la adjudicación de terceras licencias de telefonía fija y móvil se resuelvan a finales de mayo y junio, respectivamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 1998

Más información

  • El Ejecutivo seguirá interviniendo en las telecomunicaciones hasta el próximo 1 de diciembre