Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hingis es muy lista, pero no tira tan fuerte como Davenport"

El cambio mental de Conchita quedó patente en su análisis de la última rival en Melbourne. "Hingis es muy lista, pero no tira tan fuerte como Davenport", dijo, buscando un resorte al que agarrarse para mantenerse positiva. "Estoy contenta de haber llegado a la final. Pero ganar no será fácil. Hingis utiliza siempre el golpe adecuado".

Conchita no se asusta ahora fácilmente. Lo demostró frente a Davenport. Jugó un gran partido, pero lo que le dio el triunfo fue, más que su tenis, su excelente actitud mental. El partido resultó complicado porque la alternativa pasó de unas manos a otras provocando frustraciones que podían resultar fatales. Tras perder la primera manga, ambas jugadoras intercambiaron cuatro breaks en el comienzo de la segunda. Después, Conchita salvó bolas de rotura: en casi todos sus saques, antes de igualar el partido a una manga y entrar de lleno en la decisiva.

"He sido fuerte", comentó la aragonesa. "El partido fue difícil: me dolía el abductor, la espalda y el glúteo. El tercer set pudo caer del lado de cualquiera, pero yo seguí luchando y aguanté todo lo que ella me tiró", dijo.

En el set final Conchita tuvo motivos también para desesperarse: logró un break y cedió de inmediato su saque de nuevo. Pero se sobrepuso y acabó el partido perdiendo sólo dos puntos en los tres últimos juegos.

"Conchita sabe ya lo que es una final del Slam. Ganó en Wimbledon, y querrá imponerse aquí. Pero no se lo permitiré", sentenció Hingis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 1998