Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absuelta de asesinato y condenada por lesiones la 'viuda negra' de L'Hospitalet

La Audiencia de Barcelona ha condenado a Margarita Sánchez Martínez, la llamada viuda negra de L'Hospitalet, a penas que suman 34 años por tres delitos de lesiones, otros tantos de robo con violencia y un delito de falsedad. La misma sentencia la absuelve de los cinco asesinatos que le imputaba la fiscal -uno consumado y cuatro tentativas-, por considerar que, aunque envenenó entre 1991 y 1995 a cinco personas con un medicamento que tomaba su marido para combatir su alcoholismo, Margarita Sánchez no quería matar -a sus víctimas, sino que las drogó para robarlas.El tribunal declara probado que la acusada, de 43 años, administró ese fármaco a cinco personas a sabiendas de que quedarían inconscientes, pero matiza que no actuó con intención de matar, sino para tener menos dificultades al robar sus bienes o el dinero que tenían en sus cuentas corrientes. En el caso de su suegra, Carmen Nuez, el tribunal cree que el móvil fueron las malas relaciones que mantenía con ella.

La sentencia también condena a Sonia Navaro Sánchez, hija de la acusada, a cinco años de prisión por los mismos delitos, y determina que cumpla la pena en un centro de menores de la Generalitat.

El tribunal precisa que la chica era "un mero instrumento de los designios de Margarita Sánchez" y asegura que ambas actuaron por móviles económicos.

Margarita Sánchez fue detenida el 3 de octubre de 1995 al coincidir el ingreso en un hospital de su marido, Luis Navarro,y el de su suegra por una extraña intoxicación. Aunque quedó en libertad al cabo de tres días por faIta de pruebas, volvió a ser detenida el 19 de julio de1996. La sentencia precisa que no existe relación entre la ingestión del medicamento y la muerte al cabo de varias semanas o meses de tres de las cinco personas a las que la acusada les suministró el fármaco: su marido, su suegra, y la vecina Rosalía Marco Castro. Esos fallecimientos fueron atribuidos a causas naturales. El tribunal precisa, además, que la acusada era analfabeta y que no consta que "conociera las indicaciones y contraindicaciones de tal medicamento,descritas en el prospecto". El fármaco, que contiene una sustancia denominada cianamida cálcica, se suele administrar como complemento de otro medicamento psicoterapéutico a los alcohólicos. Su ingestión combinada con este tipo de bebidas provoca dificultades respiratorias, sudoración, bajada de tensión, vómitos y un estado generalizado de confusión. La sentencia recuerda que los peritos declararon que no se han detectado casos de muerte por ingestión de cianamida.

En el caso de los vecinos José Antonio Cerqueira, Pilar Hinojo y la suegra Carmen Nuez, los tres casos por los que se condena a la acusada por el delito de lesiones con alevosía, la sentencia declara probado que los síntomas que se les apreciaron "son compatibles con la ingesta de cianamida", aunque no se encontraron restos de esta sustancia en la sangre analizada en las investigaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de enero de 1998

Más información

  • Los jueces consideran que no tuvo ánimo de matar