Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vacío de poder

El Madrid y el Barça salen derrotados en Anoeta y Riazor en dos grandes partidos. El Valencia se impone por 6-1 al Racing, la mayor goleada de la Liga. El Sporting bate récords negativos

Aquí no manda nadie. Hace poco más de un mes, el Barcelona y el Madrid pusieron la directa y se pensó que la Liga era cosa de dos, pero ahora se vive una crisis de gobierno en la cabeza de la Liga. El Barca sólo ha conseguido un punto en el mes de enero y el Madrid ha sumado tres. No es la manera adecuada de proclamar la autoridad. Por detrás llegan varios equipos que ofician de tapados, a la espera de los resbalones de los favoritos. Y como los resbalones son constantes, la Liga se aboca a un final apretadísimo.El Madrid defendió su condición de líder con buen juego y mala defensa. En Anoeta fue víctima del desconcierto de sus defensas o de un mal montaje general. La Real utilizó el contragolpe con precisión y marcó cuatro goles en un partido abierto, movido y salpicado por las controvertidas decisiones del árbitro. El resultado abunda en los problemas del Madrid, que no acaba de arrancar.

Los problemas del Madrid son los mismos del Barcelona, embarcado en una sucesión estrepitosa de derrotas. En Riazor ofreció una excelente imagen, deteriorada por la debilidad de sus defensas, especialmente Reiziger y Bogarde. En un partido espectacular por aguerrido, vivo y lleno de detalles, el equipo azulgrana se resistió a la derrota hasta donde pudo. Jugó bien y tuvo varias oportunidades, pero el Deportivo recordó sus mejores tiempos y ganó con el contragolpe. Y con Djalminha en plan brasileño.

Mientras el Madrid y el Barca afrontan días difíciles, por detrás hay codazos por asomarse a la cabeza. La Real se ha colocado en una situación magnífica. El Atlético, que andaba metido en problemas, vuelve a manejar sus opciones, y el Athletic no salió muy dañado de su mal resultado en el Manzanares. Pero la jornada perteneció al Valencia, Tenerife y Deportivo. Después de su lamentable comienzo de temporada, los tres equipos han cogido onda. El Valencia goleó 6-1 al Racing, el Tenerife hizo algo parecido con el Compostela (5-1) y el Deportivo retomó su prestigio con la victoria sobre el Barcelona. Mientras tanto, el Sporting sigue su mala racha: 22 partidos sin ganar, lo que iguala un récord del Burgos (92-93).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de enero de 1998