Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL 22ª JORNADA DE LIGA

Fracturas en el vestuario

El italiano Panucci protagoniza diversos altercados con sus compañeros durante el partido

Christian Panucci sigue en el disparadero. Hace una semana desveló algunos secretos del vestuario. Sus palabras fueron muy críticas con sus compañeros de equipo a los que recriminó en ocasiones falta de concentración y escaso espíritu de sacrificio. Seedorf y luego algunos más salieron rápidamente a contestarle. Tras aquellas declaraciones, el lateral italiano guarda silencio. No quiere hacer declaraciones a la prensa, pero su actitud en el terreno de juego ayer en Anoeta denota que la situación cada vez está más enrarecida. Aunque nadie lo quiera reconocer abiertamente hay fracturas en el vestuario.Panucci tuvo ayer varios altercados. Uno con Seedorf que se enfadó con él tras el 3-1 porque a juicio del holandés no presionó como debió a los jugadores de la Real. Más tarde, el italiano tuvo unas airadas palabras con Roberto Carlos, y estuvo a punto de pegarse con Redondo y, entre medias, recibió una sonora bronca del capitán del equipo, Manolo Sanchis. Roberto Carlos llegó al vestuario muy enfadado. No ocultó su malestar por lo que había sucedido en el terreno de juego y anunció: "Tenemos que reunimos ahora mismo en el vestuario para ver lo que ha sucedido".

En el vestuario llegaron a hablar, pero al parecer no se abordó el tema Panucci. De nuevo fue Manolo Sanchis quien se dirigió a sus compañeros para intentar animarles. "Hace tiempoque el Madrid no jugaba tan bien", dijo el capitán.

Después de una ducha y de varios minutos para la recepción, Roberto Carlos no quiso hablar más de lo sucedido en el terreno de juego. "No hemos hablado del asunto, no sé exactamente lo que ha sucedido y no quiero hablar más de este tema". Heynckes, preguntado sobre el conficto, dio la razón a Redondo en detrimento de Panucci.

Roberto Carlos se lamentó del penalti que falló, "aunque también habría que hablar del acierto del portero". Y como todos se lamentó del gol de la Real Sociedad -2-1- que fue un fuera de juego.

Santiago Cañizares recibió ayer cuatro goles. Es la mayor goleada del Real Madrid en la Liga. Sólo dos equipos antes, el Betis y el Barcelona, habían logrado marcar tres tantos al Real Madrid. El portero está nervioso. La rotura de las negociaciones para la renovación de su contrato le mantienen preocupado. Por un lado teme perder la titularidad y por otro que el público cuestione desde otro prisma su trabajo. Cañizares, eso sí, no se esconde. Por eso ayer aunque nadie reclamó su presencia compareció ante los medios de comunicación para hablar de lo sucedido. Y en tono irónico comenzó a decir: "¿Qué pasa, que como le han metido cuatro al portero hoy todos queréis hablar con él?". Cañizares mostró su nerviosismo con algunas preguntas de los periodistas de San Sebastián que intentaron ahondar en los problemas del Madrid. "No vais a desestabilizar esto. El equipo está con lo que hay que tener, un par de narices para sacar esto adelante". Cañizares, como el resto de sus compañeros, intentó mirar hacia adelante. "Estamos en el buen camino. Sabíamos que éste iba a ser un partido muy difícil. Y quiero recordar a todo el mundo que aquí, en Anoeta, no ha ganado nadie todavía". El Madrid tampoco podía ser una excepción, pues no gana fuera de casa desde el 12 de noviembre de 1997, cuando lo hizo en Santiago al Compostela.

El portero del Madrid también se lamentó de la actuación arbitral. "Hoy nos ha peijudicado mucho el colegiado. Se ha equivocado al no pitar un penalti a Karembeu y en el segundo gol de la Real Sociedad.

Raúl también se unió al lado optimista de sus compañeros. "Hemos merecido ganar este partido, hay que seguir por este camino para recuperar del todo nuestra confianza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 26 de enero de 1998