EL CONTROL DE LA INFLACIÓN

Los precios tocan suelo

El primer año completo de Gobierno del PP se cierra con la inflación más baja de los últimos 35 años

La espiral de los precios, el temor de. todo ministro de Economía, se ha detenido el pasado año. Una inflación del 2% no se conocía en España al menos desde el año 1962, fecha en que el Instituto Nacional de Estadística elaboró por primera vez el Índice de Precios al Consumo (IPC) con la metodología actual. El primer ejercicio completo con un Gobierno del PP se cierra así con un mínimo histórico difícil de repetir.El IPC moderno arrancó en el 9,9% (año 1962). Tuvo un mínimo del 2,9% seis años después y lo había mantenido imbatible hasta el pasado ejercicio. El máximo histórico coincidió con la transición. democrática en 1977. Los precios se dispararon hasta el 26,4%. Entonces se firmaron los Pactos de la Moncloa y los precios no han dejado de bajar, aunque con algún sobresalto.

Realmente, sólo los técnicos del Instituto Nacional de Estadística (INE) conocen cómo se fragua el IPC. Se sabe que los precios se toman periódicamente en los mismos establecimientos, aproximadamente hasta el día 20 de cada mes, y que no se computan los artículos rebajados. Pero es prácticamente un secreto de Estado la fórmula por la que se llega a la cifra concreta de cada mes.

El índice se elabora con 150.000 precios de los que informan 29.000 establecimientos distribuidos en 130 municipios de toda España. Los productos que se seleccionan son aquellos que se consideran representativos del consumo de las familias. Por tanto, se excluyen aquellos que se destinan a inversión, como por ejemplo, la compra de una vivienda.

471 artículos

En conjunto, se incluyen 471 artículos, clasificados en ocho grupos de productos, que son los que forman la denominada cesta de la compra. La lista de estos productos no es pública y tampoco lo es su impacto estadístico; es decir, el peso que cada uno de ellos tiene en el índice general. Se sabe que el conjunto de la alimentación supone un 29,4%, los bienes industriales no energéticos el 40% y los servicios el 30,6% restante.

Uno de los problemas es que los hábitos de consumo han variado radicalmente en los últimos 35 años, por lo que a veces se cuestiona la validez del IPC como reflejo real de la carestía de la vida. Por ello, en el año 1992 se llevó a cabo una revisión de los productos que forman el IPC con la introducción, por ejemplo, del aparato de vídeo dentro de la relación de artículos controlados.

Pese a las limitaciones de las estadísticas, el IPC es uno de los datos fundamentales de la economía y el que más influencia tiene en las vidas cotidianas. Desde la fijación de salarios, hasta las subidas en los recibos del teléfono y la luz o de los alquileres de viviendas, todo pasa por el IPC.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS