Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Debú triunfal del waterpolo femenino

, La selección española de waterpolo femenino debutó con éxito, pese a los nervios, en los Mundiales. Infligió una victoria contundente, 5-1, a Kazajstán, aunque la victoria se debió más a la escasa calidad del juego del rival, que al juego desplegado por las españolas, muy alejado del que exhibieron en los pasados Europeos de Sevilla, donde acabaron cuartas. Según el seleccionador, Gaspar Ventura, "a las chicas les perdieron los nervios y el hecho de tener que llevar el peso del encuentro".

Hoy será el reto más complicado al esperarles Hungría, actual campeón del mundo, que empezó aplastando a otro de los conjuntos fuertes, Italia, por 10-4.

En natación sincronizada, modalidad solos, la española Gemma Mengual, otra debutante en Mundiales, fue novena en técnicas individuales y aún le falta competir en los ejercicios libres. Aspira a estar entre las ocho primeras. Por equipos, España fue décima en las primeras técnicas de un torneo dominado por Rusia, un tanto sorprendentemente, ante Japón, Canadá y Estados Unidos.

La mayor decepción española de la jornada corrió a cargo de Julia Cruz, eliminada en la semifinal de saltos de trampolín de 3 metros. La medalla de bronce en los Europeos de Sevilla falló en el segundo salto y ya no pudo recuperarse hasta acabar 17ª. La victoria fue para la rusa Yulia Pakhalina, que dominó todo el campeonato en su debú mundialista sin dar opción a la china Guo Jingjing. En saltos sincronizados masculinos desde palanca sí ganaron los chinos Sun Shuwei y Tian Liang, ante los alemanes Michael Kuelíne y Jan Hempel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998