Aznar apela a la ''responsabilidad de todos" para que siga la estabilidad

, El presidente del Gobierno y del PP, José María Aznar, reiteró anoche su voluntad de agotar la legislatura y apeló a la "responsabilidad de todos" para mantener la estabilidad política por lo fructífera que está siendo para la sociedad". En un acto con afiliados de su partido en la Val d'Aran (Pirineo catalán, donde pasa sus vacaciones de Navidad), Aznar animó a impulsar un proyecto que supere el año 2000 "y, así pasar de la resignación de 1898 al optimismo del final de siglo".

Aludiendo posiblemente a su próximo encuentro con Jordi Pujol, el jefe del Ejecutivo se mostró convencido de que "la responsabilidad de todos va a hacer que el 98 sea el año del optimismo. Tenemos todos los condicionantes para aprovechar la oportunidad. Lo que conviene a España es mantener la estabilidad y dar un fuerte impulso al proceso de reformas y a la modernización". Y reiteró: "Ningún interés de partido puede estar por encima de la responsabilidad general".

Unas 100 personas, entre afiliados y simples curiosos atraídos por el despliegue de periodistas y policías, abarrotaron el pequeño local del PP en Viella, para tomar un aperitivo con Aznar, con unas palabras de éste. También asistieron los ministros Loyola de Palacios y Rodrigo Rato, el portavoz parlamentario Luis de Grandes y la esposa de Aznar, Ana Botella.

Suprimido el PP catalán

Aznar expresó la solidaridad de todo el PP con los militantes del País Vasco amenazados por ETA, pero suprimió del discurso las referencias al PP de Cataluña que sí figuraban en la nota de prensa distribuida con antelación por el partido. Según esa nota, el presidente "tuvo especiales palabras de ánimo para los componentes del PP de Cataluña, a quienes respaldó explícitamente 'por su coherencia y sentido común'. 'Estoy seguro que esa coherencia en vuestras actuaciones va a ser apreciada por los ciudadanos". Los 17 diputados del PP en el Parlamento catalán votaron el pasado día 30 contra la nueva ley del catalán.En el PSOE no creen en absoluto que sea posible que Pujol y Aznar renueven su pacto de estabilidad. Mercedes Aroz, diputada por Barcelona y secretaria adjunta del Grupo Socialista del Congreso, reiteró ayer su convencimiento de que 1998 será un año de "gran inestabilidad parlamentaria que puede llevar a un adelanto de las elecciones generales", pese a que este extremo había sido descartado la víspera por el vicepresidente del Gobierno Francisco Álvarez Cascos.

"Una cosa son las declaraciones y la propaganda que el Gobierno quiera hacer, y otra es la realidad que se avecina", tras el "enorme deterioro" de las relaciones entre el Gobierno y CiU, declaró Aroz. En consecuencia, hay que prever que 1998 sea un año electoral".

Pedro Antonio Ríos, diputado de IU, tampoco otorga credibilidad a la estabilidad que anunció Álvarez Cascos al margen de que Pujol pueda convocar elecciones. Eso, dijo Ríos, es un "cuento chino".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción