Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Woody Allen se casa en Venecia

El cineasta y Soon-Yi culminan sus seis año de relación con una ceremonia civil en la ciudad italiana

Quizá no sea la boda del siglo, ni tan siquiera del año, pero desde luego es la boda de Navidad. O, mejor dicho, de Hanukkah, la versión judía de estas fiestas del solsticio de invierno. De Hanukkah porque el novio, aunque descreído, es judío, y uno de los más brillantes en una cultura caracterizada por sus muchas luminarias. La boda es la de Woody Allen y la que durante los últimos seis años ha sido su compañera sentimental, Soon Yi Previn. Se celebró el martes en Venecia, tuvo carácter civil y fue oficiada por el alcalde Massimo Cacciari.El neoyorquino Allen, de 62 años, supera a la coreana Soon-Yi, de 27, en siete lustros de vida, pero lo que puede escandalizar a algunos es el carácter indirectamente incestuoso de la relación: Soon-Yi es la hija durante una década larga fue a todos los efectos menos el legal la esposa del cineasta, Mia Farrow. La actriz, que pasa las fiestas en Irlanda, no quiso comentar la boda de Venecia cuando se lo pidió el Daily News, el diario neoyorquino que el día de Nochebuena dio la noticia al mundo.

El año que está a punto de terminar quedará marcado en la memoria popular por la muerte de la princesa Diana, acosada hasta su último suspiro por los paparazzi. Pues bien, Allen y Soon-Yi organizaron meticulosamente su boda para evitar a esos cazadores de instantáneas de ricos y famosos, y lo consiguieron. La ceremonia se celebró el martes en el Palazzo Cavalli, el Ayuntamiento de Venecia, y tan sólo asistieron algunos amigos de la pareja.

Días antes, Allen había estado en Barcelona presentando la última película, que dirige e interpreta, Deconstructing Harry. La crítica norteamericana ha acogido con entusiasmo esa historia sobre la vida literaria y amorosa de Harry Block, un imaginario novelista de Manhattan encarnado por Allen. El cineasta, según The New York Times, se venga "con rencorosa brillantez" de las cornadas que su vida privada le ha dado en los últimos años. Para Los Angeles Times, estamos ante "un valiente acto de autorrevelación que seguramente enfadará a tanta gente como a la que divertirá".

A la luz de Venecia, el filme adquiere una significación que lo hace aún más divertido. Su tesis es que una persona dotada para la creación puede permitirse el lujo de ser indiferente, e incluso nefasta, para las personas que le rodean.

Soon-Yi fue adoptada cuando tenia seis años por Mia Farrow y su marido de la época, el pianista André Previn, y fue uno de los muchos niños que, en los ochenta, Farrow aportó a su relación sentimental con Allen. Pero en 1992 la actriz encontró en un cajón del cineasta unas fotos de su hija adoptiva desnuda y puso el grito en el cielo. El escándalo se agravó cuando Farrow acusó al autor de Sueños de un seductor de acosar sexualmente a otra de sus hijas adoptivas, Dylan. Allen fue absuelto de esta última acusación, pero perdió la custodia de todos los niños, incluido Satchel, el natural que había tenido con Farrow.

Tras un romántico paseo en góndola, Allen y Soon-Yi viajaron el miércoles por la tarde a París, donde, según la agencia France Press, pasarán su luna de miel. El matrimonio vivirá, en su amplio apartamento en un ático de la Quinta Avenida neoyorquina. Leslee Dart, portavoz de Allen, declaró: "Hace seis años, Woody y Soon-Yi decidieron que algún día volverían a Venecia y se casarían. Esta ciudad representa mucho para ellos. En los últimos seis años han sobrevivido a inuchas tormentas y siempre se han querido mucho".

Éste es para Allen su tercer matrimonio ante la ley, tras los que contrajo con Harlen Rosen y Louise Lasser, y el primero para Soon-Yi, que la próxima primavera se licenciará en Educación Especial en la Universidad. de Columbia. ¿Está embarazada la novia? No, según la portavoz. ¿Es verdad que Allen le obligó a firmar antes de la ceremonia un papel fijando las condiciones económicas de un eventual divorcio? No, siempre según Dart. ¿Le ha exigido Allen a Soon-Yi que nunca vuelva a hablar con Mía Farrow? "Absolutamente falso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de diciembre de 1997