Dos presos intentan fugarse de la cárcel de Soto del Real

Funcionarios de la prisión de Soto del Real desbarataron el pasado jueves un plan de fuga en el que había implicados dos presos que ya tenían antecedentes como fuguistas. El chileno Enzo Hernani Collado y el alemán Michael Heinz Wust fueron aislados al comprobar los funcionarios que habían serrado el revestimiento de dos barrotes de sus celdas, ambas contiguas y situadas en el módulo 5 de Soto. Los barrotes estaban repintados para camuflar los cortes de la sierra.Los funcionarios se incautaron también de trozos de palos de escoba, muy pequeños, para hacerlos más resistentes, y tiras hechas con asas de bolsas de deportes. Con todo ello pretendían fabricar, presuntamente, una escalera portátil para descender por la pared del presidio e intentar luego la huida saltando los muros y "aprovechando las deficiencias de las alarmas de la prisión", según explicaron ayer fuentes cercanas a este centro. "Las alarmas saltan con frecuencia, basta con que se pose un pájaro en un verja para que salte; y tantas veces ocurre que puedes terminar relejándote", agregaron.

Un portavoz de Instituciones Penitenciarias indicó ayer que el director general, Ángel Yuste, había felicitado a los funcionarios que descubrieron el intento de evasión.

Antecedentes fuguistas

Michael Heinz, que se halla a disposición del Juzgado Central número 6 de la Audiencia Nacional, fue trasladado desde la cárcel de Carabanchel a la de Soto el 3 de marzo de 1997. Su traslado tuvo que ver con el decomiso en Carabanchel de un documento en el que Heinz relataba un sangriento plan de fuga -con croquis incluido- en el que también iban a intervenir dos presos de la banda terrorista ETA. Instituciones Penitenciarias señaló entonces que ese plan era "una fantasía" y que el hecho de que aparecieran en ese documento los nombres de dos etarras no significaba que estuvieran implicados. De hecho, ambos presos fueron trasladados días después a la prisión de Nanclares de Oca (Alava) por buen comportamiento, indicaron entonces los citados medios. Los funcionarios hallaron en la celda de Heinz dos sierras ocultas en un espejo.Enzo Hernani también tiene antecedentes de fuguista. Sobre él pesa una condena de cuatro años y dos meses de cárcel. Tardó tres años en ser detenido tras no regresar de un permiso que le dieron durante su estancia en la cárcel de Albacate. En los últimos dos meses, sin contar estas dos últimas intentonas, se han producido al menos tres fugas en cárceles de Madrid, dos consumadas y una frustrada. Precisamente, todos los miembros de la ejecutiva nacional del sindicato de prisiones Acaip se hallan desde hace tres días encerrados en la prisión de Carabanchel en protesta por el goteo de fugas de los últimos meses y para exigir mejoras en las condiciones de seguridad de los centros. Este sindicato ha pedido la dimisión de Yuste.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de diciembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50