Absueltos todos los acusados en el proceso por la muerte de Ayrton Senna

La justicia italiana ha sido benévola. Los seis acusados de homicidio en el proceso por la muerte del piloto de Formula 1 Ayrton Senna, ocurrida el 1 de mayo de 1994 cuando disputaba el Gran Premio automovilístico de San Marino, fueron absueltos ayer por un tribunal de Imola (Bolonia).La sentencia más temida en el mundo del motor, de la que dependía también el futuro de la fórmula 1 en Italia ha dejado felices a todos, la federación italiana y la escudería del campeón, la Williams. O sería más correcto decir a casi todos. Desde Brasil, la familia de Senna prefirió guardar silencio ayer sobre la decisión de los jueces que no menciona las causas definitivas del accidente.

El juez de primera instancia Antonio Costanzo leyó a primera hora de la tarde la sentencia absolutoria, saludada con entusiasmo por la escudería Williams desde Londres. El veredicto se produce un año después de cerrarse la instrucción de un caso que ha hecho correr ríos de tinta en la prensa especializada de todo el mundo. La escudería Williams defendía su inocencia, apoyada a veces por la prensa británica, que hace unos pocos meses lanzó la tesis de que Senna perdió el control de su vehículo al rozar los bajos del coche con restos de otro bólido accidentado poco antes.

La investigación abierta había apuntado sobre defectos en el coche que pilotaba el tres veces campeón de Fórmula 1, a raíz de comprobarse que la barra de la dirección, rota en el accidente, había sido soldada poco tiempo atrás. Todo eso es ahora agua pasada a tenor de la sentencia que parece dar la razón a los que opinan que fue lisa y llanamente un accidente más, un trágico, pero no infrecuente desenlace en un deporte que juega con la velocidad y el riesgo.

Las fórmulas jurídicas sobre las que el juez Costanzo se ha basado para alcanzar el veredicto final han sido diversas para cada imputado. Los tres miembros de la Williams -la escudería para la que corría Senna en el momento del accidente- acusados de homicidio han sido absueltos por no haber cometido el acto imputado. En el caso del patrón Frank Williams, el propio fiscal, Maurizio Passarini, había pedido la absolución en noviembre pasado. En cuanto a los otros dos acusados, Patrick Head y Adrian Newey, el ministerio fiscal había reclamado un año de reclusión, pena negada que, en cualquier caso, habría quedado suspendida. En cuanto al inspector de la FIA (Fecteración Italiana de Automovilismo), el belga Roland Bruynseraede, y a los dos responsables de la sociedad que gestiona el circuito de Imola (la Sagis), Federico Bendinelli y Giorgio Poggi, la absolución les ha sido concedida "porque el hecho no subsiste".

Silencio en la familia

La sentencia, en primera instancia, podría ser recurrida por la familia del corredor que reside en Sao Paulo. Respecto a este punto, Viviane Senna, hermana del piloto fallecido y directora del Instituto Ayrton Senna, se negó ayer a comentar la sentencia. "La familia mantendrá la misma reserva sobre esta decisión de los jueces italianos que la que mantuvo tras el accidente y los sucesivos episodios", añadió también un portavoz del Instituto.Satisfacción, en cambio, en la sede de la Williams. "La absolución" de Frank Williams era la única "conclusión justa" del proceso por la muerte de Ayrton Senna, comentó ayer un portavoz de la escudería desde Londres. "Nuestros abogados han dicho que la acusación tiene ahora el derecho de apelar la sentencia. Obviamente esperamos que no haya necesidad de regresar sobre este tema. Ahora podemos preparar la temporada de 1998 con seguridad y entusiasmo".

El caso Senna queda así cerrado como un trágico incidente más de la Fórmula 1 que se llevó por delante a uno de los más carismáticos campeones de todos los tiempos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de diciembre de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50